18 de Septiembre de 2018

Opinión

Formas de tratamiento: papito, niño, ne’ chu’, máistro, lic

La gente humilde, criadas o sirvientes de la casa, llamaban niño o niña a los patrones, jefes o miembros de la familia, así sean chicos o grandes.

Compartir en Facebook Formas de tratamiento: papito, niño, <i>ne’ chu’, máistro,</i> licCompartir en Twiiter Formas de tratamiento: papito, niño, <i>ne’ chu’, máistro,</i> lic

Las formas de tratamiento entre los yucatecos son amplias y diversas y están ligadas a diversos factores: al estatus socioprofesional, al origen rural o urbano, a la edad, al sexo y al grado de parentesco del receptor, entre otros. 

En el ámbito familiar con frecuencia se escuchan expresiones de cariño como papá o mamá, que usan los padres, en especial las madres o abuelas, para llamar afectuosamente a los nieto/as, niño/as o hijo/as: “No te subas allá papá te puedes caer”, “Ven te peino mamá”. También se emplea papacito o papito a un niño que llora por dolor, a un enfermito, a un hijo doliente, o simplemente por ternura de los progenitores a un hijo: “No llores papacito, ahorita viene tu mamá”. 

Hasta hace algunos años la gente humilde, criadas o sirvientes de la casa, llamaban niño o niña a los patrones, jefes o miembros de la familia, así sean chicos o grandes. Son formas de respeto y de cariño, al mismo tiempo. Tan es así que nos daba risa oír que las criadas le digan niña a una abuelita.

El apócope ne’ derivado de nene’, bebé, es un hipocorístico usado en la intimidad para llamar afectivamente a un familiar o amigo cercano: “Acompáñame al mercado, ne’”. Lo mismo pasa con chu’, apócope de chula o chuli, designación cariñosa usada entre mujeres del medio rural: ¿Fuiste anoche al baile, chu’? Ambos con la vocal glotalizada por influencia maya.

Otras dos fórmulas de tratamiento entre la gente del pueblo, aplicadas a los hombres y mujeres de avanzada edad, son mam, apócope cariñoso de mamá, equivalente a madre anciana, abuela o señora de respeto: “Déjame te ayudo a bajar, mam”; y tat, papá, señor, anciano de respeto o superior: “Buenos días, tat”.

El tratamiento nominal que se da a personas no familiares también depende de distintos factores: el grupo social, el sexo, el estatus profesional y los rangos de edad. Por ejemplo máistro, variante fonética de maestro. Persona capaz de realizar un trabajo u oficio, e inclusive instruir a otros, sin necesidad de poseer un título certificado como en maistro albañil. Licenciado o lic es forma de dirigirse al ciudadano de clase media bien vestido con propiedad, lenguaje propio de la clase baja hacia la media o alta: ¿Qué onda lic? 

Actualmente, en el lenguaje de los niños y adolescentes de la ciudad, tío o tía son formas coloquiales de llamar con afecto al papá o mamá de los amigos cercanos. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios