21 de Enero de 2018

Opinión

Fracturas

Entre los políticos que se reagruparon para solicitar al CEN del PAN que designe a su candidato a gobernador ya empiezan a manifestarse fracturas.

Compartir en Facebook FracturasCompartir en Twiiter Fracturas

Entre los políticos que se reagruparon para solicitar al CEN del PAN que designe a su candidato a gobernador ya empiezan a manifestarse fracturas; desde el inicio de este reagrupamiento no incluyeron a figuras emergentes, ni a liderazgos históricos.

Este grupo está conformado por el presidente estatal, Raúl Paz Alonzo; el alcalde de Mérida, Mauricio Vila; los senadores Daniel Avila y Rosa Adriana Díaz; el diputado federal Joaquín Díaz Mena y el exalcalde Renán Barrera. Estos notables ya se dieron cuenta de que no habrá espacios para todos los líderes, sobre todo en el momento de consensuar la candidatura al Gobierno del Estado.

Los descartes ya empezaron y en su última reunión la senadora Rosa Adriana Díaz dijo tajante a Raúl Paz que él no puede estar en las boletas electorales en 2018, si antes no se separa del cargo, “ya que si pretendes jugar alguna posición es mejor que renuncies”. 

Cada liderazgo está jugando su propia estrategia. En el caso del grupo del alcalde Vila, su operador político Roger Torres ya se contactó con una parte del PRD, en especial con el diputado David Barrera, y acordaron que el legislador tendrá el apoyo económico y político para que su grupo acceda a la dirigencia estatal del PRD a cambio de construir una alianza para que el PAN y el PRD jueguen juntos en 2108. Entre las negociaciones está que de fructificar este acuerdo la primera diputación plurinominal estatal y la primera fórmula al Senado serán para el PRD. 

Se sabe que los grupos albiazules que influyen ante Mauricio Vila no aprueban que se les otorgue tantos espacios al PRD ya que no da muchos votos, y lo que se tiene que cuidar es a los liderazgos panistas; un ejemplo es Joaquín Díaz, quien tiene más gente que PRD y PT en el Estado; no están contra alguna alianza, pero afirman que no se puede poner en riesgo la unidad panista.

El exalcalde Renán Barrera sostuvo una junta con su equipo de colaboradores en su presidencia municipal y expresó que le gustaría competir al Gobierno del Estado, ya que el presidente Ricardo Anaya lo apoyaría, pero todo depende de lo que Mauricio Vila decida hacer. En la junta con sus ex colaboradores Renán Barrera no descartó que repita en la alcaldía y sería su segunda opción y la más viable -les brillaron los ojos de emoción a Jorge Barrera y Mario Martínez Laviada-.
 
Expresó que existen las condiciones para que regrese a Mérida y que el equipo político del alcalde tiene fracturas. “Mi discurso es combativo y eso le gusta a la sociedad, tenemos que empujar que la candidatura a la alcaldía de Mérida sea por designación también, ya que de haber elecciones internas Cecilia Patrón sería fuerte competidora”. 

Mientras, Joaquín Díaz sigue recorriendo el interior del Estado y Mérida; se sabe que un grupo de empresarios yucatecos desea apoyarlo, ya que ven en algunas candidaturas del PRI un riesgo para ellos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios