20 de Octubre de 2018

Opinión

Frustración

La falta de proyectos de vidas sustentables y viables hoy está generando conflictos, ¿o es una simple percepción?

Compartir en Facebook FrustraciónCompartir en Twiiter Frustración

Definiciones del Diccionario de la Real Academia Española: Frustración: del latín frustrare. 1. tr. Privar a alguien de lo que esperaba. 2. tr. Dejar sin efecto, malograr un intento. U. t. c. prnl. 3. tr. Der. Dejar sin efecto un propósito contra la intención de quien procura realizarlo. Frustrar un delito. U. t. c. prnl.

Perturbación. El resultado de cualquier acción personal está ligada a una satisfacción, de lo contrario generaría contradicciones emocionales que pudieran perturbar nuestro actuar cotidiano. 

Preparación. Tener los elementos necesarios para afrontar un beneficio o no de una de nuestras acciones dependerá en gran medida de la preparación y/o experiencia adquiridas por cosas de la vida, por cuestiones de convivencia social y sobre todo las del ámbito familiar.

Consumismo. Pues bien, este aspecto humano poco explorado como elemento determinante en la conducta del individuo pasa a tener un papel importante en la convivencia actual, cuya dinámica social encuentra terreno fértil en el consumismo, mismo del que podemos decir que hoy es una verdadera inercia de la actual forma de convivencia moderna y cuya gestación surge por aspectos primordialmente económicos, provocando aparentes satisfacciones individuales, lo cual se traduce en que hoy el ser humano dedique más tiempo a la obtención de mayores ingresos para conseguir las cosas que en apariencia le generarán o le deben generar un bien.

Satisfactores. Pero nuestros prototipos o modelos de satisfactores humanos hoy los son aquellos cercanos a la parte material, convirtiéndose éstos en los que encabezan la escala de valores individuales, cuyo resultado es crear o generar personas materiales para pasar a segundo término a las personas con valores.

Inercia. Si bien es cierto que las características de la sociedad actual obligan a los núcleos familiares a avocarse a conseguir los bienes materiales mínimos para la subsistencia, también lo es que estamos en una inercia destructiva de la parte humana. Peligroso es si seguimos entrampados en episodios de frustración, cuyo único resultado será producir grandes volúmenes de personas insatisfechas, que sin duda contribuirán aún más a la descomposición social.

Reflexión. ¿La falta de proyectos de vidas sustentables y viables hoy está generando conflictos, o es una simple percepción? 
¿Podremos hacer algo a favor de la formación humana para generar menor frustración?

Comentarios: [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios