23 de Febrero de 2018

Opinión

Función de la familia

'Una casa será fuerte e indestructible cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hermano complaciente'.

Compartir en Facebook Función de la familiaCompartir en Twiiter Función de la familia

Confucio: “Una casa será fuerte e indestructible cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hermano complaciente”. Es así como Confucio se expresaba del concepto Familia, misma que desde épocas remotas ha sido considerada la base de la sociedad. 

Evolución: Para Muller Lyer la evolución del fenómeno sociológico de la procreación de seres humanos (distintas formas de agrupación humana) tiene tres épocas:

1) La del parentesco;

2) La Familiar y,

3) la Social Individual.

De la primera menciona que se caracteriza por la descendencia común y la consanguinidad mejor conocida como el Clan (conjunto de personas unidas por un vínculo familiar); la segunda, por la disolución del clan durante la cual surge una división de funciones,  las económicas las asume la familia y las políticas pasan al Estado, y la tercera, por el proceso disolutivo de la familia, que se inicia con la diferenciación de la mujer y que tiende a abandonar todas las funciones no geneonómicas (procreación de seres humanos) en manos de la sociedad perfectamente organizada, lo cual supone una sociedad poderosa y el pleno desarrollo del individuo.

Este proceso evolutivo nos hace ver una individualización y separación de funciones. El núcleo primitivo  -y extenso- asumía la totalidad de los problemas. La comunidad era lazo sanguíneo, fuente de  producción y consumo, como también gobierno político. Todo mezclado, sin zonas de especialización.  

Lo político se escinde y se ubica en esfera propia: el Estado nace. Al final se entiende que el Estado absorbe lo económico, que igualmente emigra de la esfera familiar. 

Queda claro que a lo largo de la existencia humana el concepto y función del término  familia se convierte en factor determinante para la conformación de la sociedad, ya que de acuerdo con este cambio histórico de roles su función última la han encuadrado a dos aspectos: la procreación y el amor. 

Datos duros: hace algunos días el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicó una serie de resultados obtenidos a través de una encuesta, de la cual atraigo cuatro datos interesantes: “95% de los jóvenes del país entre 12 y 29 años tienen problemas de drogadicción, alcoholismo, violencia, abandono, etc.”; “En uno de cada tres hogares hay conflictos porque no se cumplen las tareas del hogar”; “El 50% de los hogares presentan algún tipo de conflictos”, y el último dato: “La Forma de administrar los conflictos del hogar repercute en cómo los jóvenes se relacionan y replican ese comportamiento”.

Son de llamar la atención estos resultados, mismos que son reflejo del comportamiento actual de nuestra sociedad en crisis.  
Para el análisis: después de un breve análisis histórico de la función de la familia como elemento básico de la sociedad y una vez enumerados algunos datos emitidos recién publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, la pregunta es: ¿cuál debe ser el siguiente paso para cumplir con la función de la familia?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios