13 de Diciembre de 2017

Opinión

Golpe de Mazo

El escenario electoral para el gobernador Roberto Borge y su partido es más complicado en apariencia, ya que la redistritación consumada finalmente dejó el mayor número de distritos en la zona norte, sobre todo en Cancún, donde el PRD ha concentrado alma, cuerpo y corazón, decidido a convertir en su pequeño DF a ese polo turístico que ha dado la espalda al PRI en tres ocasiones, estando en juego la alcaldía.

Compartir en Facebook Golpe de MazoCompartir en Twiiter Golpe de Mazo

Gobernabilidad legislativa
El escenario electoral para el gobernador Roberto Borge y su partido es más complicado en apariencia, ya que la redistritación consumada finalmente dejó el mayor número de distritos en la zona norte, sobre todo en Cancún, donde el PRD ha concentrado alma, cuerpo y corazón, decidido a convertir en su pequeño DF a ese polo turístico que ha dado la espalda al PRI en tres ocasiones, estando en juego la alcaldía.

Pero hay dos antecedentes para que algunos eviten  lanzar las campanas al vuelo por anticipado, sean priistas u opositores azules y amarillos. Son las contiendas de 2002 y 2005, con resultados tan opuestos para el PRI a nivel Legislativo.

En el proceso de 2002, con Carlos Armando Biebrich Torres como delegado especial del CEN del PRI, el gobernador Joaquín Hendricks anocheció con un "carro completo" amargo en los 15 distritos, ya que superó la barrera de sus sueños un triunfo de esa magnitud. Y es que dejó fuera de la jugada a Víctor Alcérreca Sánchez, sembrando en primera posición como candidato a diputado plurinominal.

Pero la gobernabilidad fue complicada por un "bloque legislativo" combativo y compacto en el primer tramo, conformado por Jorge Polanco Zapata, Roberto Erales Jiménez (Convergencia), María Eugenia Córdova Soler (PRD), Rogelio Márquez Valdivia (PAN) y Marisol Avila Lagos (PVEM).

Ese bloque opositor tendió puentes con el denominado sub bloque priista de los "malqueridos", integrado por Javier Zetina González, Carlos Gutiérrez García, Javier Díaz Carvajal y Sergio López Villanueva, quienes colocaron en al borde de un ataque de nervios a la Presidenta de la Gran Comisión, Rosario Ortiz Yeladaqui.

Al final el bloque opositor fue traicionado por el PAN, cuyo coordinador Rogelio Márquez finalmente apoyó la polémica reforma al Poder Judicial a cambio de un jugoso préstamo solicitado por su cuñado Juan Ignacio García Zalvidea, presidente municipal de Cancún.


En 2005 la suerte le dio la espalda a Joaquín Hendricks, ya que su partido perdió la mayoría y se hicieron añicos los sueños de Efraín Villanueva Arcos, quien estaba destinado a tomar las riendas de la Gran Comisión, asumida finalmente por Manuel Valencia Cardín.


En esta Legislatura se ha conservado la gobernabilidad, teniendo como Presidente de la Gran Comisión a Eduardo Espinosa Abuxapqui, uno de los aspirantes a la silla instalada frente al bulevar Bahía.


La alianza con el Verde Ecologista, combinada con la mediocridad del PAN y el control que ejerce el alcalde cancunense Julián Ricalde Magaña sobre la bancada perredista, han permitido una travesía sin sobresaltos.
Sin embargo, la elección intermedia de 2013 plantea enormes desafíos para el gobernador Roberto Borge, ya que gran parte de los distritos se concentra en Cancún, donde el PRD arrasó en febrero de 1999, cuando su candidato a la gubernatura fue Gastón Alegre López.

 

(Edición: Florencio Sabido)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios