25 de Septiembre de 2018

Opinión

¡Gracias!

Siembra un Libro, es un movimiento mundial que inició la gente y que ha crecido gracias, también, a la gente.

Compartir en Facebook ¡Gracias!Compartir en Twiiter ¡Gracias!

Cuando uno trabaja en política es fácil perderse en lo superficial y olvidar lo importante. Siempre me ha gustado leer, disfruto mucho los libros y me encanta regalarlos. A veces uno no dimensiona la realidad: en México leemos al año sólo tres libros; y tres de cada diez personas nunca han leído uno. 

Siembra un Libro no es mi idea, es un movimiento mundial que inició la gente y que ha crecido gracias, también, a la gente. Tampoco es mi proyecto, es un proyecto de todos, los que siembran, los que cosechan, los que difunden y los que se informan por curiosidad. El miércoles lo hicimos, sembramos cientos de libros en todo el Estado en un acto de pura voluntad: a nadie se le pagó, ni se le prometió nombramiento especial. 

Le cuento una anécdota: el arranque de la siembra de libros fue en la Plaza Grande, con personas de gran trayectoria cultural. Mientras transcurría el evento, un jardinero se acercó al grupo y dijo que quería un libro para llevarlo a su colonia. Chepita Kakatúa, intrépida, se trepó en la banca y sembró su libro en el árbol donde estaba trabajando el señor, quien por supuesto tomó el libro y posó orgulloso para la foto.

El evento siguió y nos movimos de lugar. Unos minutos después, el mismo jardinero, que ahora se asomaba por arriba del árbol, ya estaba leyendo el libro. De eso se trata Siembra un Libro, de motivar a leer y de acercar los libros a todos. 

Así que van los agradecimientos sin títulos ni preferencias: el principal es para la gente, por tomar acción. Gracias también a Roger por la disposición y la apertura para apoyar estas causas y a todos los voluntarios que con la mejor sonrisa nos ayudaron a sembrar libros por toda la ciudad. Gracias por supuesto a nuestros donadores de libros: Mauricio, Omar, Maury, Martha, Jessica, Jorge, Rafa, Santiago, Dafne, Neto, Marisol, René, Esteban y su abue Ofelia; y a los reconocidos maestros Manuel Lizama, Maricarmen Pérez, Roldán Peniche, Juan Ramón Chan, Madeleine Lizama “Candita”, Domingo Dzul Poot, María Medina, Sergio Grosjean y Gina Osorno por sus firmas y entusiasmo.

Gracias a los Leones de Yucatán y a Leonel que sembró libros para niños en el Kukulcán, antes del juego.

Gracias a Pepe por la asesoría, a todos los medios de comunicación y líderes de opinión por ayudarnos a difundir.

Por supuesto, gracias  a MILENIO NOVEDADES, a Ceci e Israel por las notas tan lindas que hicieron. Gracias infinitas a Salomé Sansores por prestarnos a Chepita Kakatúa para ser vocera, para caminar bajo el sol sembrando libros y para alegrarnos la siembra con sus ocurrencias. Y gracias a quienes no necesitaron una invitación o una llamada.

Disfruten sus libros, ¡tuvimos una buena siembra!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios