19 de Septiembre de 2018

Opinión

La guerra, origen de la decadencia de las ciudades mayas

Los enfrentamientos en una selva exuberante y frágil propiciaron el colapso, ya que no había medios para dar sustento a una población numerosa.

Compartir en Facebook La guerra, origen de la decadencia de las ciudades mayasCompartir en Twiiter La guerra, origen de la decadencia de las ciudades mayas

En la actualidad se ha enriquecido la evidencia relacionada con la guerra en la cultura maya. Esta beligerancia entre las ciudades se intensificó en el área maya alrededor del siglo VIII. Una de las razones principales de la guerra estaba encaminada a definir áreas de influencia y lograr un férreo control sobre los recursos económicos. Esta dinámica bélica propició el colapso de la civilización maya.

La evidencia arqueológica recuperada nos puede ayudar a explicar algunos sucesos de algunas guerras frenéticas registradas en la zona del río La Pasión y el lago Petexbatún.  Alrededor del año 760 dC, se produjo un conflicto regional que involucró a las localidades de Dos Pilas, Aguateca, Seibal, Aguas Calientes y Amelia.

Entre estas ciudades, la de Dos Pilas era la más poderosa de la región antes de que fuera abandonada por la nobleza local. La población que quedó habitando el sitio construyó una doble muralla defensiva que pasaba por las antiguas plazas y sobre edificios ceremoniales.

Hay evidencias en la ciudad de Aguateca y otros territorios bajo su control de que se dieron a la tarea de construir murallas para resistir las ofensivas. Esta crisis entre las grandes ciudades continuó hasta alrededor del año 830 dC. Sin embargo, en ese entonces la única ciudad que tuvo prosperidad fue Seibal. Los conflictos bélicos entre las ciudades mayas propiciaron una crisis generalizada en la estructura política y económica, cuyo resultado se reflejó en el abandono de los antiguos reinos mayas durante el siglo IX.

En la región oriental de la selva lacandona se encuentra Yaxchilán, esta ciudad quedó despoblada en el año 808 dC y Palenque un poco después; en Guatemala, Tikal es abandonada en el año 870 dC, y Calakmul, que se encuentra en la frontera de México con Guatemala, sigue decadente durante casi un siglo y finalmente es abandonada en el año 909 dC.  

Los enfrentamientos en una selva exuberante y frágil propiciaron el colapso, ya que no había medios para dar sustento a una población numerosa. La guerra era una lucha por la supervivencia, era una vía rápida para incrementar los recursos por medio de tributos.

Muchas ciudades cayeron devastadas y en otras los campesinos le dieron la espalda a su nobleza. Sólo bastó que los agricultores se internaran en las montañas durante unos meses para que la nobleza se quedara sin sustento.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios