22 de Septiembre de 2018

Opinión

Guerrero, en estado de sitio

Cuando todos esperaban un final feliz después del desorden social desatado por los maestros, resulta ahora que nadie cumplirá su parte.

Compartir en Facebook Guerrero, en estado de sitioCompartir en Twiiter Guerrero, en estado de sitio

Muy delicada situación tiene entre las manos el gobernador del estado de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, pues todo parece indicar que le salió el tiro por la culata cuando el pasado 24 de marzo cedió ante las presiones de los maestros integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) y firmó a la ligera una minuta de acuerdos a todas luces contradictoria a la reforma educativa aprobada en el Congreso de la Unión. Fueron muchas horas de presiones y de intensas horas de negociación para que al final los maestros disidentes se salieran con la suya.

Cuando todos esperaban un final feliz después del desorden social desatado por los maestros, resulta ahora que nadie cumplirá su parte; es decir, al gobernador Ángel Aguirre le jalaron las orejas desde la Presidencia de la República para que diera marcha atrás en su iniciativa de reforma a la ley estatal de educación en Guerrero.

Esta reforma, entre otras cosas, contempla: la creación del Instituto de Evaluación Estatal Autónomo de Guerrero, constituido por un Consejo Honorífico con facultad para coadyuvar con las autoridades educativas federales en materia de evaluación, considerando las características socio-culturales y económicas de Guerrero; destinar el 6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) integrado con concurrencia de recursos federal y estatal en el presupuesto asignado a educación, y un trato igualitario para la asignación de plazas para Guerrero.

Por su parte, la disidencia magisterial que había presumido cínicamente que el gobierno del Estado les pagará  las dos quincenas que se les habían retenido por no trabajar, además de terminar con el paro de labores que mantenían desde el 25 de febrero y la entrega de edificios del gobierno que habían sido tomados, sintiéndose traicionados por la parte oficial, ahora su líder, Gonzalo Juárez Ocampo, afirmó que el paro magisterial continuará hasta que no sean aprobadas sus propuestas.

La razón debe imperar sobre la presión del desorden social, la iniciativa de decreto para reformar la Ley estatal de Educación, tiene muchos puntos al margen de la legalidad e imposibles de aceptar. Si es tanta la preocupación de Emilio Chuayffet por el derecho a la educación que tienen los niños mexicanos entonces veamos cómo aplicará la ley a los maestros.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios