20 de Septiembre de 2018

Opinión

Hablando de mujeres

Apropósito del 8 de marzo, Amnistía Internacional denunció, en un amplio comunicado, que 14 mil mujeres son víctimas de violación cada año en México.

Compartir en Facebook Hablando de mujeresCompartir en Twiiter Hablando de mujeres

Apropósito del 8 de marzo, Amnistía Internacional denunció, en un amplio comunicado, que 14 mil mujeres son víctimas de violación cada año en México. Sin embargo, esta cifra es muy menor a la real: “Representa sólo un 20% de los casos reales, pues el 80% no son denunciados”. Según datos oficiales, en 2012 fueron denunciadas en México 14 mil 50 violaciones y hubo otros 17 mil 459 casos anotados en las estadísticas como “otros (delitos) sexuales”. En 2009, en México solamente se produjeron dos mil 795 condenas por violación”. “Se concluye que la impunidad sigue siendo uno de las características de la violencia sexual contra las mujeres en México”,

El índice de violencia contra las mujeres de la zona maya se va incrementando cada año, a pesar de los esfuerzos de distintas dependencias y agrupaciones, esto no parece tener solución y lo más importante es tomar la cultura de la denuncia para controlar estos abusos.

Mismos que son conocidos por las autoridades, por ello se deben reforzar los programas de prevención y la cultura de la denuncia, según declaró Leydi Noemí Blanco ex directora del Instituto Quintanarroense de la Mujer en el municipio maya de José María Morelos.

Aquí mismo, en la zona maya, no se olvida el artero asesinato de Sara Ferral Pacheco y la desaparición de “Lili”, cuyas versiones datan que el padre de sus hijos la suegra y la cuñada la golpearon tanto hasta que perdió el conocimiento y como no la podían llevar al hospital, prefirieron terminarla de matar y tirarla a un pozo viva.

Pero los asesinos que la vox pópuli señala gozan de total impunidad, respaldados en dos partidos políticos; se ríen de cualquier intento que las familias hagan por que se investigue el crimen de estas dos mujeres.

El pasado 17 de febrero nos enteramos de que una mujer fue asesinada a sangre fría. Con huellas de violación y con golpes de un disco de pesas de hierro que le destrozó el rostro, fue encontrado el cuerpo de una joven semidesnuda en el interior del gimnasio Kuchil Baxal en Cancún. Susana Hernández López fue su nombre.

No pasa una semana en que nos enteremos de violaciones y abusos sexuales a menores de edad y esto tampoco parece sorprender a nadie, salvo los casos de turistas que hacen más ruido, los demás casos permanecen en total indiferencia y hasta complacencia de las autoridades y de la sociedad que no exige que por lo menos no se repitan estos ominosos crímenes; pero tampoco pasa un día que no veamos publicados en varios rotativos imágenes grotescas que comercializan y exhiben a las mujeres de una u otra forma.

Lo que si resulta increíble ante tal espiral de violencia hacia las mujeres en Quintana Roo, que ni el Instituto de la Mujer, ni las féminas en las comisiones en los congresos local y federal, no digan nada por la forma por demás violenta y agresiva que vivimos las mujeres en este estado y que se limiten tan solo a eventos sociales que les permiten llenar planas de periódicos; y que mejor se interese en el tema

El presidente de Colegio de Médicos de Quintana Roo, Francisco Lara Uscanga, quien hizo un llamado a las autoridades de salud para emprender acciones preventivas que permitan detectar y atender a aquellas personas con diversas patologías que los lleva a convertirse en asesinos de mujeres, pues dijo: “que en la entidad queda claro que hay muchos más feminicidas sin descubrir, y otros más en potencia, como resultado de la ausencia de valores y educación en el hogar”.

Reconoció la importancia de tipificar el delito de feminicidio, cuya pena máxima será de 50años de cárcel para quien dolosamente prive de la vida a una mujer por razones de género, aprobado por el pleno de la XIII Legislatura del Congreso del estado. Los feminicidios se vienen a sumar a los múltiples problemas de conducta que venimos sufriendo a consecuencia de la desintegración familiar y la violencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios