18 de Octubre de 2018

Opinión

Hablemos un poco de nubes (1)

La clasificación propuesta por el inglés Luke Howard en 1803 a veces nos sirve para poder pronosticar el tiempo...

Compartir en Facebook Hablemos un poco de nubes (1)Compartir en Twiiter Hablemos un poco de nubes (1)

Hoy comenzaremos a hablar de las nubes, las cuales, a pesar de su aparente variedad, es posible agruparlas en varias familias de acuerdo con su altitud y forma. La clasificación hoy vigente fue propuesta por el inglés Luke Howard en 1803 y nos permite no sólo identificarlas sino comprender la evaluación de una situación atmosférica y a veces nos sirve para poder pronosticar el tiempo. 

Empezaremos con las nubes de gran altitud: hablamos de las que están a más de 6,000 metros, que son nubes formadas de cristales de hielo, son delgadas y blancas, no generan lluvias, pero su presencia anuncia la llegada de una depresión cuando se hacen más espesas. En esta clasificación tenemos a los CIRROS, que son nubes que tienen  apariencia de filamentos o aplumadas: CIRROCÚMULUS, que están compuestas de pequeñas masas granulosas o arrugadas que pueden agruparse en hileras, y los CIRROESTRATOS, que cubren con frecuencia la mayor parte del cielo, como si se tratara de un velo transparente, y crean un halo alrededor del sol.

Las nubes de altura media -hablamos de las que están entre 2,000 y 6,000 metros- están formadas por una mezcla de gotitas de agua y cristales de hielo y entre ellas tenemos a los ALTOESTRATOS, que son nubes frontales que forman capas oscuras, grises o azuladas de espesor variable y pueden provocar lluvias fuertes, y los ALTOCUMULUS, que se ven como bancos de nubecillas blancas o grises, de un patrón regular y ordenadas en bandas paralelas. Cuando pequeñas masas de nubes se juntan, anuncian la llegada de una depresión.

Finalmente están las nubes bajas, cuya base no supera los 2,000 metros de altura; están formadas por gotitas de agua a veces mezcladas con cristales de hielo y por lo general se forman cuando ocurre una depresión y causan precipitaciones continuas de agua o nieve, según la estación del año. Entre éstas están las nubes NIMBOESTRATOS, ESTRATOCUMULUS y ESTRATOS.

En el siguiente artículo seguiremos en las nubes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios