25 de Septiembre de 2018

Opinión

Haití

“Haití va mucho mejor hoy que hace dos años", dijo el primer ministro de aquel país.

Compartir en Facebook HaitíCompartir en Twiiter Haití

Fueron más de 300 mil personas las que perecieron en el terremoto que a las cuatro de la tarde con 53 minutos del 12 de enero de 2010 azotó con siete grados Richter al país más pobre de América, Haití. A partir de ese momento, la compleja historia de la ex colonia de Francia —imperio que logró contar a 500 mil personas entre sus esclavos y apenas 12 mil individuos libres bajo ese régimen en el siglo XVIII—, cambió para siempre.

El sábado hablé en Davos con el primer ministro de Haití, Laurent Lamothe, quien se deshacía en elogios hacia el presidente Enrique Peña Nieto y el pueblo mexicano por la ayuda prestada tras la tragedia.

Luego, hablando de negocios, dijo: “Haití va mucho mejor hoy que hace dos años. Tenemos una situación macroeconómica en la que experimentamos un crecimiento de 2.8 por ciento el año pasado, y la proyección de crecer 6 por ciento en 2013. La inflación está bajo control, al 5.8 por ciento. Empezamos con la reconstrucción. Estamos construyendo 735 kilómetros de carreteras, 129 escuelas y 3 mil viviendas. Pusimos un millón 287 mil niños en la primaria gratis. Instrumentamos un sistema de transporte escolar, también gratis”.

En ese país existe inversión de Heineken, y reciben 600 mil turistas al año en los cruceros de Royal Caribbean. No tienen industrias poderosas, pero algo hay. Ahora Lamothe quiere posicionar a Haití como un destino abierto a la inversión:

“Muchas empresas de las más grandes tienen fundaciones que trabajan en obras sociales en Haití. Nos hemos juntado con ellos para tratar de modificar la estrategia y en lugar de que tengan una fundación, mejor que destinen inversión, porque así podremos crear los empleos necesarios para el desarrollo sostenible y mejorar las condiciones de vida de la población, con dignidad y con respeto.”

¿Las empresas locales están saludables? “Están saludables pero también necesitamos el apoyo de la inversión extranjera directa; para complementarlas y hacer proyectos juntos”. Sobre los pobres dijo que la proporción es de 52 por ciento en situación de pobreza extrema. El país tiene 10 millones de habitantes.

Como daría gusto que los empresarios mexicanos empezaran a hablar de invertir en Haití.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios