17 de Octubre de 2018

Opinión

Hanal Pixán, fiesta de vida y felicidad

En este Hanal Pixán, fortalezcamos la certeza de que 'nuestros muertos están vivos y felices' y que una vez al año, de manera festiva, vuelven a casa a comer y convivir con nosotros.

Compartir en Facebook Hanal Pixán, fiesta de vida y felicidadCompartir en Twiiter Hanal Pixán, fiesta de vida y felicidad

Según la tradición yucateca, el primer día de los festejos, 31 de octubre, se dedica a los niños y le llaman U Hanal Palal

El segundo día, 1 de noviembre, está dedicado a los adultos y le llaman U Hanal Nucuch Uinicoob, y el tercer día, 2 de noviembre, es U Hanal Pixanoob, llamado también “Misa Pixán” que se celebra por las ánimas en el panteón del pueblo, en la cual los asistentes dan gracias por la felicidad eterna de sus seres queridos difuntos. Cuanto utilizamos en estos festejos expresa la abundancia y la felicidad de la vida después de esta vida:

• Comida, pib, chachacwajes, chilmole, pibinales, simbolizan el sabroso sustento vital. 

• Flores, de xpujuc e xtés, cuyos olores y colores gustan, atraen y guían a las ánimas al lugar exacto del reencuentro.

Todo esto, ofrendado en hermosos altares pletóricos de comida, bebida  y de todo  cuanto gustaba el difunto, rodeado de veladoras que simbolizan la luz de la nueva vida que resplandece en nuestros difuntos.

Jovencitos, en este Hanal Pixán, fortalezcamos la certeza de que “nuestros muertos están vivos y felices” y que una vez al año, de manera festiva, vuelven a casa a comer y convivir con nosotros, mientras nos llega el momento del reencuentro definitivo con ellos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios