22 de Septiembre de 2018

Opinión

¡Hasta que a Raúl Salinas le hizo justicia la Revolución!

Desde el momento en que el ex presichente Fox comenzó a cantar las de Bob Marley se supo que las criaturas más inesperadas, como Raulito, podrían entrarle con vigor al asunto sobre la despenalización de la marihuana.

Compartir en Facebook ¡Hasta que a Raúl Salinas le hizo justicia la Revolución!Compartir en Twiiter ¡Hasta que a Raúl Salinas le hizo justicia la Revolución!

Si regresaron el PRI, los ratones verdes y ganó el América, ni modo que no regresara Raúl Salinas.

Exonerado por enriquecimiento ilícito, a Raúl Salinas, protagonista de los culebrones políticos más divertidos del PRIcámbrico temprano y del salinismo en éxtasis, lo único que le hace falta, además de darse el abrazo de Acatempan con Córdoba Montoya, que ha vuelto a México en calidad de achichincle de Luis Téllez en la Bolsa, es unirse a la lucha por la despenalización de la mota.

Desde el momento en que el ex presichente Fox comenzó a cantar las de Bob Marley se supo que las criaturas más inesperadas, como Raulito, podrían entrarle con vigor al asunto. Así pronto veremos a grandes del open mind como Norbeto Rivera y Serrano Limón en el asunto. Ya se sabe que la misión de Fox nunca será la de desprestigiar a la hierba para las reumas. Muchos alegan que el marido de la señora Marta fue quien impulsó leyes con cierta tendencia liberal, pero que a la hora de la práctica, por falta de una legislación precisa, sirvieron para maldita la cosa. Es tan caótica y maleable la norma foxiana como cualquiera de sus stand up comedy.

Si se unieron a la causa de la mota mexicanos de la talla de Pedro Aspe y Fernando Gómez Punk, el hermano omnímodo, pero incómodo de Carlos Salinas en cualquier momento se adherirá a la lucha combativa.

Por eso fue una gran idea de don Raúl esperar a que los mexicanos se olvidaran de él para que, finalmente, un oscuro juez federal —que no supo diferenciar entre él y los 87— le diera chance de recuperar esos 240 millones, más los intereses. Pobrecito, es lo menos que podían hacer por este compatriota que tantas maravillas nos proporcionó (las fotos con aquella española en el yate, el show de la leche radioactiva de la Conasupo, el escándalo de Las Mendocinas, el culebrón sobre la muerte de Ruiz Massieu, las grabaciones con su hermana Adriana), y que fue vilmente atracado por los suizos. Eso sin contar el melodrama ranchero con su adelita nice, Paulina Castañón Ríos Zertuche.

¡Qué alegría que, por fin, a Raúl Salinas le hiciera justicia la Revolución!

Pronto tendremos que juntar nuestros zapatos para pedirle disculpas a Granier.


www.twitter.com/jairocalixto

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios