20 de Septiembre de 2018

Opinión

Héroes Anónimos de la Restauración

Son ellos quienes regularmente no aparecen en las fotografías...

Compartir en Facebook Héroes Anónimos de la RestauraciónCompartir en Twiiter Héroes Anónimos de la Restauración

El día de hoy les comento brevemente el trabajo cotidiano de aquellos a quienes en estos meses les vamos a dedicar una exposición fotográfica en la sala de exposiciones de la Zona Arqueológica de Uxmal. 

Es raro que en los proyectos arqueológicos se dé un lugar especial y se difunda la labor del mayor número de trabajadores que hacen posible que se cumplan los objetivos de los proyectos y que son los que al final no salen en la foto. 

En esta exposición fotográfica presentamos una selección de imágenes que fueron recopiladas durante los procesos de exploración y restauración del Palacio del Gobernador de Uxmal, realizados en la temporada 2014.

Además de los arqueólogos, arquitectos y topógrafos, en un proyecto arqueológico participan maestros albañiles, ayudantes, mezcleros, choferes, cocineros; todos estos son los Héroes Anónimos de la Restauración (título de la exposición), quienes día a día trabajan arduamente para la conservación del patrimonio.

Son ellos quienes regularmente no aparecen en las fotografías: los trabajadores cuya labor es indispensable para manipular y regresar a su lugar original cada una de las piezas que forman la totalidad del monumento. Si el arqueólogo es el encargado de analizar e interpretar la información, son ellos la mano que ágilmente da forma al gran rompecabezas.

A través de su lente, el fotógrafo Luis Alberto Pech Pech capturó diferentes momentos y expresiones, producto del esfuerzo que supone levantar y sujetar, apoyados con cuerdas, varias de las piedras del edificio para regresarlas a su lugar, auxiliándose con maderas y polines, reflejando fielmente el proceso constructivo prehispánico. El esfuerzo físico no es el único protagonista de esta exposición. También se retratan rostros más relajados, como cuando se disfruta del k’eyem: la hora de tomar el pozole y otros alimentos que se comparten entre compañeros, para después tomarse un descanso antes de regresar a la jornada.

Finalmente, la mayor satisfacción que comparten todos los trabajadores que conforman el proyecto arqueológico se logra cuando el esfuerzo humano se transforma en un restaurado monumento que los mayas actuales restauraron para el disfrute de la sociedad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios