Hipotecas Reversibles (2)

Todo pensionado dueño de una casa podrá darla en garantía a una aseguradora, a cambio de recibir una renta mensual vitalicia.
|

Es seguro que todos soñamos con vivir el resto de nuestros días igual que los pensionados americanos, canadienses o europeos, disfrutando de sol, mar, delicias y placeres.

Pero ese anhelo es poco posible pues a nosotros nos gusta la pachanga; entre menos trabajemos y más ganemos, mejor; ¿Ahorrar?, ¡ni pensarlo, ¿para qué? ¿Que la vida puede cambiar?, ¡no te preocupes; si ocurre, ya lo veremos! ¿Y tu pensión?, ¡olvídalo, vive hoy, mañana quizás ni amanezcas! ¿Que te van a correr del trabajo?, ¡ni creas, el sindicato me protege..!

Las expresiones anteriores son reales y comunes, así como real y común es que el 87% de nuestros pensionados reciben como pensión mensual uno a dos salarios mínimos.

Con el dato anterior quiero dar continuidad al artículo publicado la semana pasada, en el que le hablaba del esquema conocido como “hipotecas reversibles o regresivas”, con las que, una vez que se autoricen su comercialización en el país, todo pensionado dueño de una casa podrá darla en garantía a una aseguradora, a cambio de recibir una renta mensual vitalicia.

Con ello, los pensionados podrán incrementar su nivel de ingreso y calidad de vida, y podrán seguir viviendo en su casa, hasta su fallecimiento.

Al sobrevenir el fallecimiento del pensionado, la propiedad de la casa pasará a la aseguradora, pero si algún familiar quiere recuperar el inmueble deberá pagar a la aseguradora lo que ésta hubiera pagado a la fecha del fallecimiento del pensionado, más lo que digan las letras chiquitas, como en toda operación comercial.

Aunque aún falta tiempo para que este esquema entre en operación, seguro beneficiará a muchos pensionados, quienes podrán utilizar el patrimonio creado durante su vida laboral para mejorar sus condiciones en esta etapa de su vida, en vez de heredarlo, como es la tradición; así, su propiedad será el bastón que le de una vida más tranquila, cómoda y solvente.

Sé que mucho amamos a nuestros hijos, pero creo que nuestro deber hacia ellos es enseñarles valores y principios, y darles la mejor educación posible; creo también que es responsabilidad de ellos construir su propio futuro y patrimonio, con esfuerzo, esmero y dedicación, al igual que usted lo hizo, en su momento.

Amigo pensionado, prepárese para vivir el resto de sus días en forma más holgada; quizás no ande viajando por el mundo, ni disfrutando de mar, sol, delicias ni placeres, pero empiece a analizar la posibilidad de que, tan pronto salga este producto al mercado, será una opción para mejorar su nivel y calidad de vida.

Para información adicional sobre este artículo, envíe su pregunta a http://sipse.com/miretiroypension; para consultas, dirigirse a miretiroypension@gmail.com.