19 de Julio de 2018

Opinión

La historia escrita de mayas y teotihuacanos en los glifos

Después que los teotihuacanos usurparon el poder, procedieron a retirar de las áreas públicas las estelas de los soberanos mayas.

Compartir en Facebook La historia escrita de mayas y teotihuacanos en los glifos Compartir en Twiiter La historia escrita de mayas y teotihuacanos en los glifos

En las piedras se escribió que el día 31 de enero del año 378 dC llegó a Tikal un extranjero llamado Siyaj Kak, y que ocho días antes de llegar a Tikal había estado en el sitio hoy conocido como El Perú, que se encuentra localizado en la ribera de uno de los afluentes del río Usumacinta.

En los textos también se dice que el mismo día que llegó Siyaj Kak a Tikal murió el rey Chak Tok Ichaak. Cabe la posibilidad de que el rey maya haya sido asesinado por extranjeros.

Otros textos en piedra mencionan la presencia de Siyaj Kak en los sitios de Uaxactún, Bejucal y Río Azul, pero no como gobernante. También se señala que Siyaj Kak instaló en el poder a nuevos monarcas. En Tikal, el teotihuacano Siyaj Kak nombró como gobernante a otro teotihuacano llamado Búho Lanzadardos.

Después que los teotihuacanos usurparon el poder, procedieron a retirar de las áreas públicas las estelas de los soberanos mayas,  algunas de las cuales fueron destruidas y alejadas de la ciudad. Los advenedizos teotihuacanos trataron de establecer una nueva dinastía y durante varias generaciones la legitimidad de los reyes de Tikal estuvo ligada a los  teotihuacanos.

En las nuevas estelas que se erigieron aparece el hijo de Búho Lanzadardos, Yax Nun Ayiin I, representado con atuendo y posturas no mayas y en cuya tumba se depositaron vasijas de tipo teotihuacano. Al nieto de Búho Lanzadardos, Siyaj Chan Kawiil II, lo representaron al estilo maya, pero flanqueado por dos imágenes en las que su padre está revestido con atuendo y armas de guerrero teotihuacano.

En el sitio de Piedras Negras es evidente la presión militar teotihuacana. En el sitio de Palenque al parecer los teotihuacanos impusieron su poder por medio de una dinastía en el año 431 dC.  

En la ciudad prehispánica de Kaminaljuyú, en Guatemala, es muy evidente la invasión teotihuacana, pues en el año 400 dC se produjeron tanto formas cerámicas como arquitectura semejantes a las de la gran metrópoli del altiplano que califican a Kaminaljuyú como una versión en miniatura de Teotihuacán. El interés teotihuacano en las localidades mayas  de la región de Guatemala tenía el propósito de controlar los yacimientos de obsidiana, particularmente el del Chayal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios