23 de Septiembre de 2018

Opinión

¿Hoy sientes que la vida te está ahogando?

Tal vez valdría la pena que hicieras un alto completo, un alto total y salieras del hombre egoísta donde te has metido y refugiado al no externar tus emociones.

Compartir en Facebook ¿Hoy sientes que la vida te está ahogando? Compartir en Twiiter ¿Hoy sientes que la vida te está ahogando?

'Hay aquella historia del que se arrojó a la calle desde el décimo piso y a medida que caía iba viendo a través de las ventanas la intimidad de sus vecinos, las pequeñas tragedias domésticas, los amores furtivos, los breves instantes de felicidad, cuyas noticias no habían llegado nunca hasta la escalera común, de modo que en el instante de reventarse contra el pavimento de la calle había cambiado por completo su concepción del mundo, y había llegado a la conclusión de que aquella vida que abandonaba para siempre por la puerta falsa valía la pena de ser vivida'.

¿Hoy sientes que la vida te está ahogando?. Sientes que los problemas que tienes ¿ya no los puedes superar?. Tal vez valdría la pena que hicieras un alto completo, un alto total y salieras del hombre egoísta donde te has metido y refugiado al no externar tus emociones, sentimientos y tratar de vivir tus ilusiones.

El diagnóstico de tu enfermedad es: 'no tienes soledad, sino exceso de egoísmo' . No olvidemos que: 'Lo insignificante es tan importante como lo demás'. Decirle a la persona amada que la queremos; expresarle al amigo nuestro afecto y hacer aquella llamada por teléfono que hace años hemos estado posponiendo. No me digas que no has tenido tiempo, siempre tenemos tiempo para lo que amamos, no olvidemos que 'Nosotros matamos el tiempo, pero el nos entierra'. Es sano y saludable trabajar con nuestros pensamientos y llevar una vida gobernable en mente, cuerpo y espíritu. Nadie te puede lastimar tanto como lo hacen tus propios pensamientos. Por eso, hay que entender que 'El pensamiento es el corcel y la razón el jinete'.

El amar es servir, el amar es dar, el amar es estar presente en el momento preciso cuando un ser humano nos necesite. Las grandes almas son como las nubes, recogen para verter. Hoy tal vez estás viviendo en tu egoísmo y se te ha olvidado que el servicio es la máxima expresión del amor. Ser generadores de amor, ser creadores de ilusiones y ser difusores de esperanzas. Bien dice aquel slogan publicitario: 'En la fábrica hacemos cosméticos, en la tienda vendemos esperanzas'.

Huyamos del ser pesimista que llevamos dentro y empecemos a servir con amor. Al hombre se le ha definido como un buscador de la felicidad, pero no se ha dado cuenta que la felicidad siempre lo está buscando. Esa insatisfacción creciente que tienes y nos sabes que es... ¡Es una falta de Dios!

El miedo es nuestro peor enemigo. Es por lo cual: No temas al tiempo, nadie es eterno. No temas a las heridas, te hacen más fuerte. No temas al llanto, te limpia el alma. No le temas a los retos, te hacen más ágil. No temas equivocarte, te  hace más sabio y no le temas a la soledad, Dios está contigo siempre.
Comparto con mis lectores la oración de Ghandi: 'Señor, ayúdame siempre a ver la otra cara de la moneda, no me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo. Enséñame a querer a la gente como a mí mismo y a no juzgarme como a los demás. No me dejes caer en el orgullo si triunfo, ni en la desesperación si fracaso. Más bien recuérdame que el fracaso es la experiencia que precede al triunfo. Enséñame que perdonar es un signo de grandeza y que la venganza es una señal de bajeza. Si me quitas el éxito, déjame fuerzas para aprender del fracaso. Si yo ofendiera a la gente, dame valor para disculparme, y si la gente me ofende, dame valor para perdonar.
Señor si yo me olvido de ti, nunca te olvides de mí'.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios