19 de Diciembre de 2018

Opinión

¿Huelga heredada o fuego amigo?

Más de 700 huelguistas de la Uady aguantaron calor e incomodidades con la convicción de no retractarse y legitimar el paro.

Compartir en Facebook ¿Huelga heredada o fuego amigo?Compartir en Twiiter ¿Huelga heredada o fuego amigo?

El rector de la Uady, José de Jesús Williams, se enfrenta a su primer gran reto: no permitir que las clases sigan suspendidas, ya que eso significa un atraso en la educación de todos los universitarios. Tiene que buscar una salida política pero además que deje conformes a sus empleados.

¿Esto es herencia de Alfredo Dájer Abimerhi? ¿O es producto de la novatez del nuevo rector? José de Jesús Williams debe enfrentarse a la situación y demostrar que en verdad tiene liderazgo y no sólo carisma para obtener votos en el Consejo Universitario.

Así como se impuso ante los otros candidatos para lograr la rectoría, debe imponerse en este momento para dar una urgente solución a la petición de los empleados sindicalizados porque ya se está tardando.

Es momento de que demuestre los motivos por los cuales se regodeaba durante la campaña de que era el candidato con las mayores capacidades y que contaba con la hegemonía de los veterinarios, quienes, por cierto, llevaron a la Uady a un descalabro económico.

Enviando documentos a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje no soluciona nada, al contrario, generó más unión entre el grupo sindicalista de administrativos que ayer aguantaron las condiciones adversas en las que tuvieron que dar su voto para reiterar su apoyo a la huelga.

Calor, restricción total de la salida de las instalaciones, seguridad extrema, sólo un baño disponible para más de 700 personas, y, lo que es peor, no había ninguna máquina de refrescos o golosinas dentro de las instalaciones y eso obligó a que los familiares y amigos de los huelguistas les entregaran comida a través de los barrotes de la entrada principal.

Esas incomodidades aunadas a un cuestionario rebuscado que parecía que quería desanimar su voto sólo enardecieron el espíritu de lucha sindical para exigir más que nunca el aumento salarial del 10 por ciento.

Los participantes durante las más de diez horas que permanecieron encerrados en la Junta Local de Conciliación compartieron en sus redes sociales fotografías y comentarios sobre su hartazgo pero también la convicción de no retractarse y legitimar la huelga.

Y ante todo esto, ¿dónde está Williams? ¿Dónde está su acción? ¿Está despachando? Y si es así ¿desde dónde? La única que se expresa es la cuenta oficial de la Uady que ayer estuvo emitiendo frases célebres.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios