14 de Diciembre de 2017

Opinión

Huevito con chaya

El corto narra la vida de un joven yucateco que emigra a EU en busca de mejores oportunidades, pero que al momento de comer recordaba con nostalgia los olores y sabores de la cocina de su madre en su natal Teabo.

Compartir en Facebook Huevito con chayaCompartir en Twiiter Huevito con chaya

Todos en algún momento de nuestra vida hemos experimentado o experimentaremos el proceso de la migración, algunos de manera más permanente, otros con mayor lejanía y habrá incluso otros que vivan el fenómeno de la migración sin darse cuenta.

La migración es la salida de tu lugar de origen o donde has pasado la mayor parte de tu vida para ir a otro en busca de mejores oportunidades; sin embargo, pocas veces nos ponemos a pensar en las desventajas que acarrea este proceso en la vida de las personas, en sus familias y en la misma sociedad que les dice adiós o que los recibe.

La semana pasada, en el marco del proyecto “Cine Janal” y a  iniciativa de jóvenes yucatecos, se presentó un cortometraje extraordinario, y digo extraordinario por el toque fino en cada imagen y en cada frase; tiene como objetivo promover la gastronomía yucateca esbozando pequeñas historias para cada platillo, y las tradiciones que giran en torno a cada uno de los ingredientes 

El primer corto, que lleva el título de “Huevito con chaya”, narra la vida de un joven yucateco que necesita emigrar a otro país en busca de mejores oportunidades, pero que al momento de comer recordaba con nostalgia los olores y sabores de la cocina de su madre ahí en su natal Teabo (se puede acceder al video en el siguiente link: https://youtu.be/dFm7Hdx9pO4).

Además de recordarnos lo rica que es nuestra gastronomía, el video logra sensibilizarnos en el tema de la migración, porque, si bien es triste pensar en todo lo que dejan las personas en sus comunidades de origen, también hay que considerar los peligros constantes a los que se enfrentan. 

La migración ilegal de yucatecos a Estados Unidos no ha disminuido, y para muestra vale la pena recordar que actualmente existen 185,000 yucatecos trabajando de manera ilegal en el vecino país, cifra dada por la directora del Indemaya, Rosario Cetina, quien además menciona que incluso la migración tiene consecuencias fatales; sólo en 2015 se registraron 14 migrantes yucatecos fallecidos en Estados Unidos, por distintas causas, y hasta el mes de marzo del presente año la cifra oficial era de nueve.

En un estudio realizado en el Centro de Investigaciones Regionales de la UADY y a cargo de la Dra. Rocío Quintal López se describen las condiciones que prevalecen en municipios del Estado, donde principalmente la falta de medios de trabajo ha generado que la migración se vuelva una estrategia de supervivencia para la obtención del ingreso familiar; ya que quedarse no es una opción debido a que no se obtienen los recursos suficientes para que la familia subsista.

Las personas se ven obligadas a migrar, aunque esto eleve tres veces su posibilidad de adquirir VIH/sida comparado con un no migrante. Y la vulnerabilidad no es sólo para el hombre migrante sino para toda su familia, en especial su pareja, ya que en nuestro contexto actual de sexualidad en las comunidades mayas el uso del condón no es una práctica común.

Enhorabuena a los jóvenes partícipes de la iniciativa, invito a ver el cortometraje, a discutirlo, a compartirlo, pero más que nada a reflexionar en los cientos de significados en torno a él.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios