20 de Septiembre de 2018

Opinión

Identidad y esencia

A veces parece que se pierde la conciencia de la identidad, sin embargo, lo sorprendente es que nunca se llega a perderla....

Compartir en Facebook Identidad y esenciaCompartir en Twiiter Identidad y esencia

Si sólo se considera lo externo de la vida y del hombre, se pierde lo esencial que en ellos subyace.- Antoine de Saint–Exupéry, escritor

A veces parece que se pierde la conciencia de la identidad, sin embargo, lo sorprendente es que nunca se llega a perderla. Si quieres encontrarla ¡aún está allí!  Nada de lo que se ha tenido se pierde, puede extraviarse temporalmente, mas nunca se pierde. Si alguna vez sientes un vacío inmenso en tu interior, algo que te consume y que pugna por salir de ti, es esa maravillosa esencia única e irrepetible que está diciendo: ¡Aún estoy aquí! ¡Encuéntrame! ¡Desarróllame! ¡Compárteme!. 

Lo esencial de cada uno de nosotros está adentro, está en ti [email protected] Es hora de volver nuestra mirada hacia donde tiene sentido mirar porque lo fundamental no está afuera. Está en uno mismo. ¿Qué es lo esencial? VIVIR y AMAR porque quiero y puedo hacerlo. ¡Amar porque quiero amar! ¡Dar porque quiero dar! La vida nos da tanto… y la pregunta es: Yo, ¿qué le devuelvo a la vida? ¿Mi alegría o mis reclamos? ¿Mi admiración o mi insatisfacción?

En nuestra esencia están: 

La compasión, para aceptar a los demás -cuyos caminos son tan distintos a los míos- con comprensión, ya que caminaremos a su lado o en su cercanía al recorrer nuestro propio camino. 

La armonía, para aceptar el flujo natural de la vida. 

La creatividad, para ayudarme y ayudar a otros a comprender y reconocer nuevas alternativas y caminos a lo largo de la vida. 

La fortaleza, para trascender el miedo y seguir adelante a pesar de la incertidumbre, sin garantías ni recompensas. 

La paz y el equilibrio, para mantenerme en mi centro. 

La alegría, para reír, gozar, bailar a lo largo del camino. 

El amor, para que sea mi guía en el caminar diario, amándome a [email protected], que implica apreciar el propio valor y conocer que “yo sólo puedo ser yo”. 

Ser uno mismo es lo más sencillo y verdadero, lo más práctico, lo más satisfactorio, de ahí que únicamente podamos ser para otros lo que somos para nosotros mismos. Conocer nuestra esencia no es una postura egocéntrica sino genuino interés, calidez y respeto por uno mismo, apreciando la riqueza que tenemos para ofrecerla a los demás. Por eso, reconocer nuestra identidad y esencia como seres humanos es indispensable para VIVIR este tiempo limitado que llamamos VIDA. 

¡Ánimo! hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios