10 de Diciembre de 2018

Opinión

Identidad, identidad

Dos eventos exaltan el esfuerzo que actores de la vida social, política y económica de Quintana Roo...

Compartir en Facebook Identidad, identidadCompartir en Twiiter Identidad, identidad

Dos eventos exaltan el esfuerzo que actores de la vida social, política y económica de Quintana Roo realizan para forjar la identidad estatal, distante de egocentrismos unitarios, la autoadulación y el lucro que ejemplifican agrupaciones sobre el tema.
 
La Travesía Sagrada Maya, en su octava edición, mantiene el riesgo de capital y prestigio de sus organizadores (Experiencias Xcaret) para realizar un evento que es el génesis de un pueblo tenaz e incansable, al revivir la práctica mercante de nuestros ancestros. Tras seis meses de preparación espiritual y física, los 350 canoeros están listos para lanzarse a la mar en un periplo de 31 kilómetros que recorrerán en 35 embarcaciones. Los participantes, 185 hombres y 115 mujeres, entrenados en la Escuela de Canotaje demostrarán conocimiento, arrojo y valentía para enfrentar el peligroso pantoque,  mecanismo por el que se nivela una embarcación volteada por la mar bravía.
En esta travesía hay otro esfuerzo de fortaleza y aceptación por la vida: Marcos Velázquez, residente en Playa del Carmen, quien pese a su discapacidad visual es un deportista completo que ha participado en triatlones con satisfacciones en el medallero.

El siguiente ejemplo es el relanzamiento de “Los Pappys”, agrupación musical que hizo famoso el tema “Me está llamando Cancún”, pero que habían mantenido un receso tras la disputa por la propiedad intelectual del nombre. José Luis Rodríguez, su fundador, recuerda los 50 años de vida musical que le han acompañado desde que era niño, junto a su hermano Armando, con quien en la década de los 70 fundó “Los Pappys”. El grupo, favorito durante el sexenio del gobernador Mario Villanueva Madrid tuvo época dorada amenizando eventos en Chetumal y después en el primer destino turístico mexicano, Cancún, al que inmortalizó en digna melodía.

El músico lamenta que el malogrado gobernante haya sido uno de los pocos políticos que confió en su talento para engrandecer la fama de Quintana Roo y la marca Cancún, pese a haber compartido tablas con Los Babys, Johnny Laboriel y actrices y cantantes como Rosa Gloria Chagoyán, Maribel Guardia, Laura León y Gloria Trevi. La lamentación más grande se centra en el desapego de las disqueras, que han dado preferencia a “productos de la mercadotecnia, aunque sean pasajeros y lo sepan, que es lo peor”, precisa quien ha incursionado en la música turística en hoteles, fiestas y reuniones concretando un grupo moderno y completo, ahora con la asistencia de sus hijos y nietos, nacidos en Quintana Roo, que aportan a la identidad: César Rodríguez, teclados y director; Beto Pérez, primera voz; Alexander Rodríguez, segunda voz; Escari Rodríguez, batería; Joshua Rodríguez, bajo; Ángel Viveros, primera guitarra; Ulises Cobos, percusiones; guiados por José Luis Rodríguez, el Pappy mayor. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios