19 de Noviembre de 2018

Opinión

Ideología mata reflexión

El prejuicio y la consigna matan a la actitud democrática. Pero ahí seguirán estos progres sin remedio.

Compartir en Facebook Ideología mata reflexiónCompartir en Twiiter Ideología mata reflexión

…O lo que es lo mismo: cuánto embrutecedor fanatismo, cuánta repetitiva consigna, cuánto elemental maniqueísmo, cuanta burda y grosera simpleza ideológica convertida en una serie limitada de mantras repetidos ad nauseam.

Quienes en México tienen como vocación y/o profesión a la protesta callejera reinciden desde hace décadas en los mismos métodos, las mismas frases hechas, los mismos gritos, las mismas actitudes que se vienen utilizando desde hace 45 años. No hay imaginación, no hay inventiva, tampoco la gana de idear una nueva narrativa más efectiva y más creativa para protestar.

Del “Lucha, lucha, lucha, no dejes de luchar” a “El pueblo unido jamás será vencido”, de las pancartas que aún emplean imágenes del Che Guevara y de Josep Stalin, del catecismo seudo marxista tomado de los textos de Martha Harnecker, del puño en alto y la actitud hierática —y así hasta el infinito—, todo es siempre igual. Las únicas diferencias entre las protestas de hoy y las de hace 10, 20, 30 o más años es la existencia de las redes sociales y de los anarcopunks, pero hasta estos factores ya resultan repetidos y previsibles. Con la cómoda ventaja actual de que los manifestantes saben que no serán reprimidos en serio y que los pocos detenidos que pueda haber abandonarán el ministerio público en pocos días o hasta en pocas horas.

Atrapada dentro de una nebulosa ideológica que contiene elementos leninistas, castristas, guevaristas, luciocabañistas, bakunistas y maoístas, todo ello revuelto con el nacionalismo revolucionario de origen priista que profesan los pejeadictos, la llamada izquierda mexicana se niega a la reflexión y al debate, al diálogo y a la negociación, y lo apuesta todo a la toma de las calles. Los pocos que entienden que es por las vías de la política por donde se puede avanzar efectivamente, ellos son tildados de vendidos y traidores.

La ideología mata a la reflexión. El prejuicio y la consigna matan a la actitud democrática. Pero ahí seguirán estos progres sin remedio. Sencillamente no van a cambiar. Así es nuestra izquierda reaccionaria… y así será.

http://twiter/hualgami

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios