21 de Octubre de 2018

Opinión

Igualdad

El Instituto de Equidad de Género de Yucatán está a cargo de Alaine López. Ella es parte de la generación joven que entró a la política porque había que darle oportunidad a los jóvenes aunque no tuvieran experiencia.

Compartir en Facebook IgualdadCompartir en Twiiter Igualdad

Traigo el tema de la igualdad en la cabeza desde el Encuentro Internacional de Mujeres en la Economía del Conocimiento y la Innovación. Aquel del que todos los hombres estaban muy emocionados porque iba a venir Emma Watson y que al final yo creo que se indignaron porque no pudo venir y ellos tampoco asistieron al evento. Porque, irónicamente, es en estos eventos de mujeres donde debería haber más hombres. 

Y es que este tema de la igualdad de género es un poco raro para muchos, quizá porque lo primero que uno piensa cuando se habla de eso es en una mujer que no cuida mucho su apariencia, que pareciera que tiene un odio irracional por los hombres y que se enorgullece en decir que es feminista. Bueno, quizá sí las haya, pero también existimos otras más razonables que sólo buscamos más igualdad. 

Déjeme decirle que incluso para las mujeres no es un asunto fácil. Sobre todo porque en la actualidad nos cuesta pensar que en algún momento no teníamos derecho al voto o a trabajar o a manifestar opiniones. Nos hemos acostumbrado a lo que tenemos, sin darnos cuenta de que aún no llegamos a ese nivel igualitario de derechos o reconocimiento, porque estamos muy acostumbrados al doble discurso. Por supuesto, todos están de acuerdo en que las mujeres son dignas de los mismos derechos, pero en la práctica pesan más las costumbres.

Me da mucho gusto que el Instituto de Equidad de Género de Yucatán esté a cargo de Alaine López. Ella es parte de la generación joven que entró a la política porque había que darle oportunidad a los jóvenes aunque no tuvieran experiencia. Se les dio poder, dinero y autoridad de un día para otro. Muchos de ellos, como se esperaba, se ofuscaron y confiaron que sería así para siempre y ahora están ahí en el olvido, muchos sin puesto en gobierno, muchos con flamante puesto que no va a ningún lado. Los pocos se pusieron a estudiar, maduraron, aprendieron y hoy tienen visión y disciplina para mantenerse en el servicio público por sus méritos, ella es de ese grupo. 

Cuando cambiaron a Alaine de Sejuve al IEGY a muchos les pareció que era un castigo, yo lo vi como un ascenso porque, podríamos decir, es un tema prioritario del gobierno de Rolando Zapata. No olvidemos que el gobernador es presidente de la Comisión de Igualdad entre Hombres y Mujeres de la Conago. Hoy en día, hablar con Alaine es muy enriquecedor porque tiene todas las ideas y sabe muy bien del tema de la igualdad. 

Es un buen inicio el que vayan a cambiar el nombre al IEGY para que quede como Instituto de Igualdad entre Hombres y Mujeres de Yucatán y que vayan a tipificar al feminicidio como delito. 

También sería bueno ver a más mujeres en el gabinete y en los puestos de mando, digo, ya que estamos muy metidos en el tema.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios