13 de Diciembre de 2018

Opinión

II Coloquio de Teatro ¿popular?

La mayoría hacemos teatro de nuestra bolsa porque nadie nos produce.

Compartir en Facebook II Coloquio de Teatro ¿popular?Compartir en Twiiter II Coloquio de Teatro ¿popular?

Cuando recibo invitaciones para participar en festivales nacionales o internacionales, todo se arma con anticipación y criterio. Asistir a un festival no sólo implica la representación de mi compañía, sino también compartir con importantes teatristas y ver las obras más sobresalientes del país y del mundo. Refiero esto porque recibí una “invitación” del antropólogo Enrique Martín -quien es un importante y serio investigador de nuestra cultura- para enviar una solicitud y participar en el II Coloquio de teatro popular que organiza la Sedeculta en coordinación con otras importantes instancias del Gobierno del Estado.

La “invitación”, supeditada a mi solicitud, es para estar 10 minutos en una mesa. Al preguntar por la programación de obras me informaron que este año todas las obras serían presentadas por estudiantes de teatro. El año pasado la programación se armó con los grupos representativos del teatro regional. ¿Por qué ahora sólo estarán estudiantes? ¿Acaso ellos no deben tener referencias sólidas de los hacedores profesionales?

Los festivales cuentan con presupuestos que al contratar a los artistas mantienen con vida los proyectos independientes. La mayoría hacemos teatro de nuestra bolsa porque nadie nos produce. Incluirnos solamente en charlas no nos genera ningún apoyo económico. Por otra parte, dar lugar ilimitado a estudiantes es un arma de doble filo, pues les sirven el banquete completo: ya están programados automáticamente ocupando el lugar de los profesionales.

Difícilmente entenderán que para acceder a un festival es necesario armar una carpeta profesional, organizarse, conseguir apoyos y llenar una serie de requisitos. ¿Y el público? ¿No importa que sólo accedan al teatro amateur? Ya muchas veces hemos pedido la clasificación de obras sin ninguna respuesta.
Por lo anterior: no participaré en el coloquio pues además tendrá un nivel estudiantil. Mi nota no es sólo por mí, sino por todos los profesionales que se verán desplazados y omitidos en el panorama del teatro popular.

Cito al Sr. Conrado Roche sobre mi función del año pasado: “A pesar de la lluvia que por momentos caía a cántaros, la gente se formó e hizo cola aguantando a pie firme el chaparrón. La fila llegaba de la calle 60 hasta doblar en la 57. Hubo tal demanda por observar el espectáculo que había personas que tuvieron que presenciar la función en los pasillos y muchas se quedaron en la calle al no caber ya físicamente en el teatro”. Eso, mi estimado antropólogo, no me lo dio ninguna escuela o padrinazgo institucional, me lo dieron los 25 años de mi vida dedicada al teatro, cosa que ningún estudiante puede afirmar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios