14 de Diciembre de 2017

Opinión

Impunidad no es el camino

La educación debe comenzar en el hogar y la escuela debe ser un apoyo para formar buenos hombres y mujeres antes que buenos profesionistas.

Compartir en Facebook Impunidad no es el caminoCompartir en Twiiter Impunidad no es el camino

Uno de los temas que más llaman la atención de los civiles sobre la vida militar son los arrestos. No pocos tienen la percepción de que se trata del encierro en una cárcel. No es así. El arresto forma parte de los correctivos disciplinarios establecidos en las fuerzas armadas para corregir la conducta de algunos elementos, sobre todo los de nuevo ingreso en su adaptación a la disciplina castrense.

Esos correctivos disciplinarios van desde la amonestación (no regaño, sino llamada de atención y exhorto a corregir la conducta) hasta la baja del servicio pasando por el arresto, que implica no salir franco del buque o cuartel y estar en disposición de realizar las faenas o actividades que se requieran. Así, un correctivo es la consecuencia de una falta a la disciplina y su intención es que los infractores enderecen el camino.

Lo anterior se da en forma natural en algunos actos de la vida. Sin embargo, hay acciones –generalmente intencionales, que llegan a ser delitos– en las que no hay consecuencias, lo que más que ayudar afecta a los infractores.

Parece que ese es el caso de los jóvenes de Veracruz que abusaron de una adolescente, pues, pese a la confesión y pruebas, se percibe que padres y autoridades tratan de evitar que asuman las consecuencias de sus actos para que enderecen el camino y corrijan sus conductas para bien de la sociedad. Lo mismo pasa con los dos muchachos de Mérida que secuestraron por unas horas a una mujer que retornaba de un casino. 

Esos dos casos, botones de muestra, nos recuerdan que la frase de Pitágoras: 'Educad a los niños y no tendréis que castigar a los hombres' está vigente aquí y ahora y corresponde a los padres aplicarla. Esta educación se debe iniciar en el hogar, y la escuela debe ser un apoyo para formar buenos hombres y mujeres antes que buenos profesionistas.

Sabemos que existen normas sociales e institucionales que debemos respetar. Por ahí escuché que en una perspectiva constructivista se debe educar para aprender y no simplemente dedicarnos a recibir información y evadir castigos. Por eso, en los casos señalados no debe haber impunidad. Esos jóvenes deben saber que sus actos tienen consecuencias y deben aprender la lección.

Anexo "1"

Tlatlaya, el lunar

El Centro de Derechos Humanos 'Miguel Agustín Pro' informó el miércoles pasado que un tribunal militar absolvió a seis soldados acusados de ejecutar a más de una docena de sospechosos de ser narcotraficantes durante un supuesto enfrentamiento en 2014, en Tlatlaya, Estado de México.

Según un comunicado del Centro de derechos humanos y 15 organizaciones más, la sentencia absuelve a seis de los siete soldados. Solamente uno de ellos fue condenado, por no cumplir órdenes, a un año de prisión, que ya transcurrió. 

Para el Centro, el fallo del tribunal militar 'consolida la impunidad sobre una de los más graves violaciones del derecho a la vida en la historia reciente'. El jueves, la Procuraduría General de Justicia Militar se inconformó con la absolución de seis de los siete militares y apeló el fallo, por lo que la exoneración no es definitiva.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios