24 de Septiembre de 2018

Opinión

Incompetencia cupular

Mérida será sede de la edición en el 2016 del congreso nacional de reumatólogos.

Compartir en Facebook Incompetencia cupularCompartir en Twiiter Incompetencia cupular

Volando de regreso de un congreso de reumatólogos, que fue un éxito, con cerca de  700 asistentes, trabajos de investigación y como cierre con broche de oro el anuncio de que Mérida será sede de la edición en el 2016, pude dar lectura al libro “Cuentos Chinos”, de Andrés Oppenheimer.

Esta obra, apoyada en estudios de la CNI, la central de estudios a largo plazo de la CIA, dibuja la realidad del quehacer político, los pocos cambios que ha sufrido la región  y  el panorama deprimente de América Latina. Llegaremos a un 2020 muy diferente al actual. 

Relata la forma en que se construye el discurso  mesiánico por parte de los jefes de Estado y la Cepal,  intentando con retórica e incomprensible numerología acallar voces críticas, que con firmeza nos previenen del turbulento futuro. El CNI ve un continente dividido entre  países del norte -México y Centroamérica- atados a la economía de Estados Unidos y los del sur a la de Europa y Asia.

En la nueva geografía política mundial hay dos tipos de naciones: las que atraen capitales y las que espantan capitales. América Latina, de la cual nuestro país forma parte,  tiene poco potencial de atracción para el desarrollo, ante la corrupción, violencia, desigualdad y populismo imperantes. En otras latitudes disminuyen los pobres con base en un mayor poder adquisitivo, pero todo lo contrario acontece en este lado del mundo. Toque su bolsillo y me dará la razón. 

Todo esto sirve como marco de referencia para realizar un análisis profundo desde todas las aristas. ¿Qué le espera al sector salud, al de educación o al de la producción? Estoy seguro que la reestructuración administrativa y el ir soltando lastres, como la conocida desaparición del tradicional sistema de pensiones y jubilaciones, y los cada día más estrictos controles, con el afán de administrar la pobreza, no creo que sean suficientes para el sentido y doloroso panorama del mexicano.

Menuda carga del mexicano: mantener políticos poco responsables. El sector salud no escapa a la incompetencia, y  podría citar a más de uno que, sin conocer lo básico de la administración, alcanza puestos directivos en nosocomios de alto nivel de atención, trayendo aparejado un jauja en cifras, con debacle en la operación. Ah, cómo olvidar sus continuos reclamos cual cortina que evite desvelar su ineptitud. Revisemos estadísticas y resultados. 

Pero finalmente, lo importante es que quienes en realidad sacan la casta para servir al doliente no claudiquen. La ceguera  y los discursos mesiánicos son cupulares, mas no del pueblo que lucha y cree en un futuro realmente mejor.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios