20 de Septiembre de 2018

Opinión

Industriosa venta de órganos

Cual si se tratara de artículos, simples objetos o mercancías con un valor comercial, ahora, a través de internet, con un simple “click” usted puede encontrar ¡órganos vitales!...

Compartir en Facebook Industriosa venta de órganosCompartir en Twiiter Industriosa venta de órganos

Cual si se tratara de artículos, simples objetos o mercancías con un valor comercial, ahora, a través de internet, con un simple “click” usted puede encontrar todo tipo de ofertas para adquirir ¡órganos vitales! Aquí están insertados anuncios en los que se ofrecen desde corneas, hígados, riñones, páncreas, hasta, increíble, ¡corazones! Gana el mejor postor. 

Como una salida desesperada a la pobreza, el mercado de órganos cobra auge en internet. 

Aunque su venta es penada en todo el mundo, está convirtiéndose en un negocio redondo, sobre todo para los “intermediaros”, quienes se quedan con la mayor parte de las “ganancias”. 

Con sólo escribir “venta de órganos” en el navegador, aparecen toda clase de propuestas, las cuales varían de acuerdo con la procedencia de los que lo ofertan: España, Argentina, México, Honduras o Perú. Pero los países europeos ofertan órganos, argumentando una difícil situación económica. 

Precedidos de un simple anuncio como “vendo mi riñón”, hasta explicaciones dramáticas y personales, todos tienen el mismo fin: venta de órganos. Se cuentan por cientos los anuncios en los que se ofrecen, en primer lugar, riñones, seguidos de hígado, córneas y, algunos de plano, ofrecen cualquiera de los órganos, sea vital o no, con tal de conseguir dinero inmediato. 

Lo grave del caso es que en algunos de esos promocionales, el motivo es el pago de gastos médicos para hijos enfermos y deudas. Incluso para comer. Sin embargo, otros lo hacen para viajar o terminar sus estudios. 

“Soy varón de 31 años, perfectamente sano, sin vicios. No fumo ni tomo. No tengo tatuajes (...estoy) dispuesto a someterme a exámenes de laboratorios para comprobar estado de salud”, promete un aviso que no precisa identificación, pero deja una dirección de correo electrónico como contacto.

“Estoy vendiendo mi riñón en siete mil dólares. Es un precio fijo, porque quiero financiar mis estudios. No he recibido hasta ahora a una persona realmente interesada”.

“Por cuestiones económicas, vendo urgentemente riñón en buen estado. Interesados comunicarse al Telf. 045 22 24 22 52 21 y 045 22 23 13 40 78

Precio: 300,000.00 dólares. Los gastos de operación vienen por cuenta del interesado. El pago es por adelantado y ante notario público.

Email: [email protected]: México–Puebla.

“Se vende riñón, ya sea el de mi esposo o el mío, por necesidad económica grave, para salvar a mi hijo enfermo. Por favor, nos urge. Nuestro estado de salud es sano y no tenemos vicio alguno. Nuestro tipo de sangre es ORH, por fa-vor ayúdenos nos urge, estamos desesperados. 

Si se encuentra interesado comunicarse al correo [email protected] dispuestos a negociar” Todos afirman que gozan de buena salud. 

Unos piden a cambio una casa o departamento y otros dicen que necesitan dinero para ayudar a su familia. 

En otro de las avisos se busca un donante de riñón que “esté en buena salud, presión arterial normal y que no tenga sobrepeso”, a cambio de 20 mil dólares y hasta de un viaje a los Estados Unidos, según un portal peruano. 

Este tipo de comercio en inusuales avisos por internet ha dado pie al turismo de trasplante: personas pudientes que viajan a países pobres y por una bicoca compran los órganos a campesinos pauperizados.

Desde los 90, asociaciones como Human Rights Watch y Amnistía Internacional, denunciaron que en China los órganos de los condenados a muerte eran extraídos de inmediato. 

“Un informe del Consejo Europeo, de 2004, señala que un par de córneas de chinos ejecutados cuesta en el mercado negro tres mil 500 euros. En Bombay, mil 200. El costo de un riñón en la India oscila entre mil 800 y tres mil euros. El donante sólo recibe entre 750 y mil 200 euros”.

Así el comercio y tráfico ilegal de órganos se ha convertido en una industria, principalmente en países pobres de Asia, África y América Latina, donde significa una alternativa para salir de problemas económicos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios