18 de Septiembre de 2018

Opinión

Inicia la travesía

Una vez que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) admitió este jueves la demanda de...

Compartir en Facebook Inicia la travesíaCompartir en Twiiter Inicia la travesía

Una vez que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) admitió este jueves la demanda de controversia constitucional promovida por los tres poderes de Quintana Roo, en defensa de su integridad territorial, inició formalmente la nueva etapa de este prolongado proceso iniciado en 1997, y que ha sido –con todas sus letras– uno de los expedientes más complicados e incómodos para la Corte.

Los abogados de los tres poderes trabajaron a marchas forzadas, y el desgaste físico fue acompañado por un ánimo optimista porque la razón le asiste a Quintana Roo, argumentos contundentes que tarde o temprano serán evaluados en las alturas judiciales para poner punto final a un conflicto que ha tenido respuestas prudentes en nuestro estado, pese a las dimensiones del agravio. Lo positivo: el cierre de filas y la incorporación de expertos que no son seducidos por los reflectores, como Joaquín González Castro, quien era presidente del Tribunal Superior de Justicia cuando estalló el conflicto limítrofe en la etapa jurídica que conocemos.

Son incorregibles

Por su reunión del Consejo Técnico Escolar los profesores de escuelas públicas de nivel básico suspendieron labores este viernes en la zona sur, aunque los profesores de escuelas particulares que también participarán en tal Consejo interrumpirán labores a las 10 de la mañana, luego de una jornada de tres horas. 

Es inaceptable que en las escuelas públicas el mega puente de Carnaval haya iniciado desde este jueves, sin que el magisterio reflexione sobre el grado de afectación que sigue causando a los alumnos, muy dañados por los prolongados paros de 2013.

Porque los profesores de escuelas particulares también participarán en su reunión de Consejo Técnico Escolar, pero sin dejar de aprovechar parcialmente su jornada laboral. Y tres horas vaya que hacen la diferencia.

Y hablando de los asuntos del magisterio en la arena legislativa, no deja de sorprender la tersa unanimidad de los diputados locales al aprobar la Ley de Educación de Quintana Roo. 

Porque en contadas ocasiones cierran filas a ese nivel, y es de llamar la atención.

El PRD, un espectador pasivo

El PRD en todos sus niveles si acaso asume el triste papel de espectador pasivo de los acontecimientos de las últimas semanas, sobre todo en los dominios del Ayuntamiento capitalino.

Sin dirigencia municipal medianamente efectiva, sin diputado local de Chetumal –o al menos con conocimiento de los expedientes que abundan – y sobre todo sin regidor con capacidad para intervenir en forma certera, el PRD se desliza en un tobogán que lo aleja de la esfera del saludable protagonismo. Y esto vaya que repercute a la hora de las elecciones.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios