11 de Diciembre de 2017

Opinión

Inocentes palomitas

La cosa se complica cuando, además de los compromisos políticos, también se analiza la imagen y opinión que tiene la gente del aspirante a funcionario.

Compartir en Facebook Inocentes palomitasCompartir en Twiiter Inocentes palomitas

Para los ciudadanos, las características principales que debe tener un alcalde o gobernador son la honestidad y la transparencia, en primer lugar, y rodearse de un gabinete preparado, en segundo lugar. Por eso no es casualidad que una de las promesas de campaña más populares sea la de integrar un gabinete capaz y con experiencia.

La cosa se complica cuando, además de los compromisos políticos, también se analiza la imagen y opinión que tiene la gente del aspirante a funcionario.

Ahora bien, en Yucatán interviene otra variable interesante: los foráneos. Los yucatecos son muy amables con los visitantes, pero muy localistas cuando se trata de adoptar a alguien de fuera. Y no hablo sólo de los que venimos de otros estados; el que alguien sea de un municipio distinto es una marca característica que se tiene muy presente para un trabajo. En muchos municipios, el ser oriundo de ese lugar es la principal cualidad que debe tener un aspirante a funcionario, luego vienen su capacidad y experiencia.

Tomemos el caso de Progreso. Se buscó que todos los funcionarios fueran progreseños, pero se ha demostrado que eso no les da la capacidad para tener un buen desempeño.Ha habido fallas importantes en comunicación, turismo, transporte, recaudación y el último error municipal de pagar aguinaldos de más a algunos y de menos a otros.

Definitivamente, rechazar a alguien para un puesto por el simple hecho de ser de fuera es una práctica discriminatoria que lejos de ayudar a la evolución y modernización de la sociedad, genera más divisiones.

Este tema es importante porque con el crecimiento de los foráneos en Yucatán, las autoridades deben tener la visión de gobernar para todos, sin discriminaciones y manteniendo los niveles de seguridad y tranquilidad que todos apreciamos. Ni todos los foráneos somos delincuentes, ni todos los yucatecos son santas palomitas.

En el caso Progreso, el alcalde tiene  mucho qué pensar: mantener un gabinete con integrantes que no dan el ancho o hacer cambios sustanciales por personas capaces y con visión. A 100 días de haber rendido protesta, esta decisión podría definir la imagen que va a tener la ciudadanía de su gobierno.

Finalmente, estimado lector, me permito dedicar una líneas a la noticia de la semana: el embarazo de Ivonne Ortega. Como mujeres tenemos una función importante en la sociedad y muchas veces nos vemos en la necesidad de dejar de lado la vida personal para tener una vida profesional. La noticia, me parece, llega en el momento justo en el que ella puede compaginar ambas. Saber más detalles de la paternidad es irrelevante, lo importante es la alegría que causa una noticia como la de la llegada de un bebé. Sin duda será un niño muy querido y feliz. Enhorabuena.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios