16 de Noviembre de 2018

Opinión

Inseguridad al alza

Mientras cientos de miles de quintanarroenses se esfuerzan por pagar su servicio de agua potable...

Compartir en Facebook Inseguridad al alzaCompartir en Twiiter Inseguridad al alza

Mientras cientos de miles de quintanarroenses se esfuerzan por pagar su servicio de agua potable, decenas de empresarios hoteleros en la entidad buscan medidas alternas para abastecerse del líquido, generando millonarias pérdidas, evidenciando una “extraña” complicidad entre las empresas que debieran generar desarrollo estatal, e instancias como la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Otro de los efectos negativos de la crisis económica en la capital es el aumento desmedido de los delitos, sobre todo del robo a casa habitación, que se ha vuelto el pan de cada día en las colonias populares de Chetumal. 

Y es que la creciente tasa de desempleo es directamente proporcional al incremento de la actividad delictiva, aprovechándose de la incompetencia de las policías municipales y estatales, dirigidas por Gumersindo Jiménez Cuervo y Carlos Bibiano Villa Castillo, respectivamente.

Los chetumaleños están a un paso de tomar justicia por su propia mano, pues hasta el momento son los habitantes de tres colonias, quienes cansados de ser víctimas de los ladrones y de la pasividad de las autoridades policiacas, han decidido contratar algún tipo de seguridad privada.

Las colonias en donde los vecinos se organizaron para tomar esta acción son la Sian Ka´an I y Sian Ka´an II, así como el fraccionamiento Caribe, donde la situación es verdaderamente grave ya que sus habitantes aseguran que más del 50 por ciento de las casas han sufrido robos, algunas en más de una ocasión.

El problema es que además del encarecimiento de la vida, del rampante desempleo, del aumento de impuestos, los colonos ahora se ven obligados a realizar un gasto extra para proteger a sus familias y su patrimonio conseguido con trabajo duro, todo esto debido a que los encargados de garantizar su seguridad no pueden con el paquete.

De hecho el General Carlos Bibiano Villa Castillo no es apreciado por la ciudadanía, pues en cada aparición pública le recriminan la incompetencia de la corporación, que nada más no puede con los delincuentes. En el caso de la policía municipal, Gumersindo Jiménez tampoco se salva, y recientemente recibió un exhorto por parte del regidor priista Israel Hernández Radilla, quien le exigió que se ponga a trabajar para inhibir los robos porque las estadísticas crecen mes con mes.

La exigencia es unánime, y a estos dos funcionarios encargados de la seguridad en el estado y la capital hay que leerles la cartilla citando al empresario Alejandro Martí: “Si no pueden, ¡renuncien!”

Tal como se esperaba, 23 de los 25 diputados locales –dos estuvieron ausentes- eligieron unánimemente al ex subsecretario de Gobierno, Harley Sosa Guillén, como el nuevo titular de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo), donde los diputados de oposición extrañamente no pusieron peros, sorprendiendo a propios y extraños.

Al parecer, hasta los legisladores de oposición consideraron que Harley era el único candidato capaz de sacar a la Cdheqroo de su letargo, pues fueron dos de los combativos diputados de “izquierda” y sus bancadas de uno los que lo propusieron y avalaron: Hernán Villatoro Barrios, del PT, y Luis Roldán de Movimiento Ciudadano.

Ni la elección de Sosa Guillén como el nuevo presidente de la Cdhaeqroo, ni la votación en una sola dirección de los 23 diputados presentes fueron una sorpresa, de hecho no esperábamos otra cosa.

¿Premio para Morcillo?

La llegada del ex alcalde capitalino y ex secretario de Planeación y Desarrollo, Andrés Ruiz Morcillo, a la dirección general del Conalep tiene diversas lecturas. Para algunos es un premio inmerecido después de haber estado por espacio de varios meses en la congeladora, mientras que para otros es un “estatequieto” por su activismo político no autorizado por el PRI enviándolo a una posición de poco prestigio, a donde han llegado otros políticos caídos en desgracia. Y es que la dirección de los Conalep estatales no es un hueso que muchos ambicionen; de hecho la mayoría de los que han estado al frente de dicha institución han llegado a ella contra su voluntad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios