19 de Enero de 2018

Opinión

Iron Maiden vs. Iron Lady & Morrisey

Gran amiga de Augusto Pinochet y del despliegue guerrero, el maese Morrisey describe puntualmente a Margaret Thatcher: su gobierno estaba cargado de negatividad.

Compartir en Facebook Iron Maiden vs. Iron Lady & MorriseyCompartir en Twiiter Iron Maiden vs. Iron Lady & Morrisey

Muchos esperarían que Elton John, que es como el Alex Lora de la Pérfida Albión, le dedique “Candle in the wind” a Margaret Thatcher como hizo con Marilyn Monroe y Lady Di, o que Marisela interprete a los cuatro vientos aquello de “Tu dama de hierro”. Pero cabe recordar que, para no estar fuera del ejercicio critico en contra de la primera ministra, en algún momento sir Elton se aventaba al piano aquello de “Merry Christmas Maggie Thatcher”, donde le recordaba a tan amable y gentil doña que, gracias a sus políticas, era abominada.

Y es que como intrincada militante, junto con Ronald Reagan, de las revoluciones ultraconservadoras, capitalistas salvajes, la doña se ganó que al difundirse la noticia de su fallecimiento, multitudes se reunieron para celebrarlo desde Buenos Aires hasta Londres.

Cómo estaría el nivel de popularidad de la Thatcher que la cantidad de canciones y bandas que la criticaban prácticamente supera a todo el movimiento de la canción de protesta latinoamericana en su lucha contra las dictaduras, perfectas, de las otras y la pinochetista. De los Dead Kennedys a Chumbawamba, pasando Public Enemy, Sinéad O´Connor, las bonitas melodías pensadas para señalar, ironizar, ma... y desearle constancia en el infierno son casi infinitas por sus empeños en darle sentido a la llamada reconversión industrial.

Recordemos la portada de varios sencillos de la metalosa y encabritada banda Iron Maiden, en particular “Sanctuary actual”, donde la Dama de Hierro aparece bajo el yugo de Eddie, su cadavérica, atroz y mortuoria mascota.

Los protocolos de doña Márgara generaron no solo el desasosiego del proletariado sin cabeza, sino películas donde los nuevos working class héroes no salían a las barricadas ni a la huelga para ser reprimidos que se abrían paso en el ballet como Billy Elliot, o hacían estriptís para sobrevivir al menosprecio como en Full Monty. Hasta dónde llegaría la influencia thatcheriana que esto se convirtió ya luego en México, en el Solo para mujeres.

Gran amiga de Augusto Pinochet y del despliegue guerrero, el maese Morrisey la describe puntualmente: su gobierno estaba cargado de negatividad: destruyó la industria manufacturera inglesa, odiaba a los mineros, a los pobres de Inglaterra, odiaba a Greenpeace, odiaba a los independentistas irlandeses y la defensa del ambiente, odiaba a las feministas, fue criminal en Las Malvinas...

Es tan baja su popularidad que, si estuviera entre nosotros, la Thatcher sin duda recurriría para ayudarse al #Mancerahazmeunparo. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios