12 de Diciembre de 2017

Opinión

El Juego de Pelota y las apuestas

El juego de pelota fue la representación de los movimientos del sol y de la luna, así como de la fertilidad y el ciclo agrícola.

Compartir en Facebook El Juego de Pelota y las apuestasCompartir en Twiiter El Juego de Pelota y las apuestas

El número de canchas  y la ubicación de las mismas da cuenta de la importancia de la práctica del juego de pelota durante la época prehispánica.

El juego de pelota satisfacía varias necesidades que comprendían los aspectos sociales, políticos y económicos. Esto incluía la solución de disputas  o de linderos, la resistencia ante rivalidades entre iguales, la exhibición, adquisición, apuesta y consumo de bienes  rituales y de élite.

Hubo ocho modalidades de juego de pelota documentadas durante la colonia,   pero el de cadera fue la más espectacular y se jugaba en una cancha  construida para ello y acompañado de fuertes apuestas.

La connotación religiosa y ritual del juego de pelota de cadera fue escenificar los dramas cósmicos y la guerra que terminaba con sacrificios humanos.

El juego de pelota fue la representación de los movimientos del sol y de la luna,  así como de la fertilidad  y el ciclo agrícola.

Era numerosa la cantidad de personas que peregrinaban a los pueblos y ciudades para entretenerse y cautivarse con el esplendor de las narrativas mitológicas en las canchas. Pero también puede deducirse que muchas personas regresaban a su casa sin un centavo, tras haber apostado y perdido todas sus posesiones.

Durante la colonia, Diego Durán reporta una gran cantidad de apuestas que giraban en torno al juego de pelota, y este “pecado” fue una de las principales razones, igual que las múltiples lesiones que resultaban de los juegos, por las que los frailes prohibieron este juego.  

Los comentarios de la época hablan del gobernante mexica Axayácatl, quien trató de asegurar las tierras fértiles  de Xochimilco a costa del gobernante de esta región Xihuiltémoc, a quien el mexica apostó su mercado y el lago circundante. Ante la derrota, Axayácatl prefirió estrangular  al líder xochimilca antes que perder un gran tesoro ante un gobernante de menor rango. 

Mientras los gobernantes participaban en juegos cargados de rituales, las clases acomodadas y nobles apostaban con entusiasmo, pero también los artesanos y comuneros se beneficiaban de las demandas de materiales creadas por un pasatiempo inmensamente popular  y cargado de religiosidad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios