14 de Noviembre de 2018

Opinión

Kalifox, ese Dios para si mismo

el talentoso Mr. Fox se burla de aquellos que se hacen las víctimas como si no supieran que el espionaje es una forma de navegar por esta vida.

Compartir en Facebook Kalifox, ese Dios para si mismoCompartir en Twiiter Kalifox, ese Dios para si mismo

Me gusta cuando Fox habla porque está de cuerpo presente. Mientras todos los gobiernos del mundo se manifiestan con histeria y como el inspector Poiré hacen una enérgica condena por los ejercicios de espionaje de los yanquis, el ex presichente Fox da lecciones de serenidad y paciencia en homenaje a Kalimán.

Con el deslumbrante cacumen que lo caracteriza, el talentoso Mr. Fox se burla de aquellos que se hacen las víctimas y llaman al melodrama ranchero como si no supieran que el espionaje es una forma de navegar por esta vida. Que desde tiempos de Adán y Eva ya se ponía en práctica este bonito deporte, que quienes se dicen ofendidos, como Calderón, lo hacen porque quieren tener cobertura mediática.

O sea que de la misma manera que el que no transa no avanza, el que no espía expira. 

Por eso llama la atención que en vez de agradecer que alguien se interesa por sus aburridas existencias jugando a ser Pinky y Cerebro, en México haya quienes exigen que se investiguen estos actos de recontraespionaje hasta las últimas consecuencias para dar con los culpables de tal atrocidad. O sea, están como los maeses de la CNTE que van y protestan en Televisa y Tv Azteca, cuando en realidad para que sus protestas tengan sentido y recuperen algo de la solidaridad perdida, deberían haber ido a cerrar la Femexfut y las instalaciones del América. 

Sobre todo ahora que, después de perder contra el Alajuelense, ya hay todo un movimiento de todos unidos contra El Piojo Herrera. Al parecer la gente supone que sus promesas triunfalistas son vanas, casi tanto como las del PRD en el Senado que, para resarcirse de sus barrabasadas en San Lázaro, dizque pretenden cargar el IVA y el ISR a los ricos. Sí claro, como si no tuvieran sus manadas de barracudescos cabilderos; además de su capacidad para el chantaje sentimental del tipo si me suben los impuestos, miles serán despedidos. 

Chale, ni Libertad Lamarque. 

Pobres de los ricos que no entienden que si asumieran esos costos y no hicieran tanto pancho se ganarían el aprecio del público conocedor. 
Comoquiera que sea, don Fox evocó el idílico momento del “Comes y te vas” y afirmó que si nada debes no tienes por qué temer que te espíen. Aplausos. Lo que no se entiende es por qué no quiso hablar de Lilián de la Concha.

Ni que fuera su socia. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios