16 de Noviembre de 2018

Opinión

La calidad del agua en la playa

Las autoridades y los centros de investigación desarrollan un trabajo fundamental para evitar que se agrave la contaminación en las costas.

Compartir en Facebook La calidad del agua en la playaCompartir en Twiiter La calidad del agua en la playa

Muy a menudo nos enteramos por diversos medios que las autoridades están evaluando la calidad del agua en nuestras playas, y casi siempre nos informan que la situación es estable en la mayor parte de la costa presentando sólo algunos problemas menores en las inmediaciones de los principales puertos yucatecos. La costa yucateca está formada por los puertos de Celestún, Sisal, Chuburná, Yucalpetén, Progreso, Telchac, Chabihau, Dzilam Bravo, San Felipe, Río Lagartos y El Cuyo, en total doce comunidades con variable densidad poblacional y de afluencia turística. 

Los problemas de contaminación existentes en algunas regiones costeras del país y las amenazas que el desarrollo turístico, industrial y agrícola impone sobre la calidad de las aguas, requiere de la elaboración de estándares que cumplan una función preventiva, normativa y de control. 

En un sentido amplio, el concepto de estándar abarca los parámetros, indicadores y sistemas de clasificación con los que se puede describir la calidad del ambiente y monitorear los impactos ambientales. 

Empecemos por el principio: la calidad del agua se mide de acuerdo con los elementos que se integran al agua como desechos variados de compuestos orgánicos e inorgánicos y que alteran de alguna manera los compuestos químicos y que reducen en cierta forma los niveles de aceptación concreta para el ser humano. 

Los especialistas centran sus estudios en los niveles de nutrientes nitrogenados y fosfatados y los correspondientes a los niveles de coliformes fecales que se encuentran en nuestras aguas marinas. 

Para que la calidad del agua de nuestras costas esté sana no debe rebasar los límites establecidos de acuerdo con los Criterios Ecológicos de Calidad del Agua CECA con relación a los componentes químicos de oxígeno disuelto, los nitritos, los nitratos, el amonio, los fosfatos y las coliformes fecales, ya que si se llegan a rebasar los límites mínimos permitidos se puede poner en riesgo la salud de las personas. 

Las autoridades y los centros de investigación desarrollan un trabajo fundamental para evitar que se agrave la contaminación en las costas, ya que de ocurrir no sólo estaría en riesgo la salud de los habitantes de los puertos, sino también la de  los turistas y hasta la pesquería. 

Revisando algunos estudios realizados para determinar la calidad del agua marina en los puertos pesqueros encontré datos que me permitiré compartirle en Caleidiscopio, sobre todo porque se han presentado cambios significativos en los niveles muestreados antes y después de la temporada vacacional en la costa yucateca. 

Los Criterios Ecológicos de Calidad del Agua establecen que los organismos expuestos no deben exceder de 200 como número más probable en 100 mililitros (NMP/100 ml) en agua dulce o marina, y no más del 10% de las muestras mensuales deberá exceder de 400 NMP/100ml. 

De acuerdo con el muestreo más reciente la concentración de nutrientes rebasó el oxígeno disuelto en un 5 por ciento, en relación con los nitritros éstos alcanzaron el 0.04 en algunos puntos y otros hasta el 0.6, siendo, según el muestreo, los municipios con mayor diferencia de niveles son Celestún, Telchac y El Cuyo.

Las diversas actividades realizadas por el ser humano son a final de cuentas las causantes de la contaminación, las casas de verano ubicadas a lo largo de la costa desechan sus aguas al mar, muchos barcos utilizan como basurero el inmenso océano y  el turismo tiene mucho impacto en la calidad de agua, pero aún estamos a tiempo de evitar problemas serios como los enfrenta hoy  Acapulco. 

Los estándares de emisión o descarga están relacionados con la liberación, vertido o emisión de sustancias tóxicas y designan valores límites que regulan la descarga de contaminantes en el ambiente receptor, a través de un proceso de retrocálculo conocido como carga máxima diaria total o asignación de carga contaminante y sobre la base de la calidad del agua. Según cifras del último muestreo realizado en los puertos pesqueros de Yucatán, los niveles de nutrientes nitrogenados en el agua de mar fueron mayores que los límites máximos que establecen los criterios CECA, con excepción de Chuburná, San Felipe y Progreso. 

Me llama la atención que los niveles de coliformes fecales estuvieron por debajo de los límites máximos, en todas las localidades muestreadas ya que ninguna rebasó los 200 puntos establecidos como máximo permisibles de acuerdo con CECA. Me despido por hoy y me dispongo a disfrutar, como dice la canción, “debajo del mar, debajo del mar”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios