17 de Diciembre de 2017

Opinión

La comedia perfecta

La cinta Cómo crear el chico ideal, y es simple y sencillamente padrísima y se va a volver a lanzar, a través de Disney Channel, es uno de esos proyectos que marcan generaciones.

Compartir en Facebook La comedia perfectaCompartir en Twiiter La comedia perfecta

Como usted sabe, el mundo vibra al ritmo de la nueva época de oro de la televisión.

Independientemente de las peculiaridades político-empresariales de nuestra industria, no hay manera de no volverse loco de placer con lo que se está haciendo en materia de series, miniseries y películas en otros países.

Pero si la tele, en general, está viviendo su nueva época de oro, en el caso específico de las comedias la cosa se pone todavía mejor.

No existe otro género que esté presentando tantos y tan buenos contenidos, en este instante, como el humorístico.

Hay comedias de todo tipo para todos los gustos en un montón de canales, pero de todas ellas hay una que merece que usted deje de hacer cualquier cosa que esté haciendo y que corra a verla: The Mindy Project.

No le quiero vender la trama; pero esto es chistoso, romántico, crítico, ácido, sexy. Es el retrato perfecto de lo que muchas personas viven en sus relaciones y en su trabajo.

Y no solo eso, tiene al reparto más glorioso de Estados Unidos, desde Mindy Kaling (The Office) y Chris Messina (Argo) hasta las actuaciones especiales de superestrellas como James Franco (127 Hours) y Chloë Sevigny (Big Love).

¿Cuál es la nota? Que hoy a las 20:00, por el canal TBS veryfunny se va a estrenar la segunda temporada de esta maravilla y que si usted no la mira, cometerá un grave error.

Le juro que se va a reír, que se va a sorprender, que se va a clavar, que se va a identificar.

Amo The Mindy Project, es justo lo que le recomendaría a mis mejores amigos. Es justo lo que le quiero recomendar a usted. ¡Véala!

El chico ideal

En el mundo del entretenimiento no hay nada como Disney. Estos señores son unos genios. Si no es para el cine es para los parques temáticos; si no, es para la música y para la televisión.

Lo dominan todo y son capaces de revolucionar el mercado con cualquier cosa como sus películas especiales para televisión.

¿O qué, a usted ya se le olvidó, por ejemplo, que muchos años antes de Glee, Disney reinventó los musicales en televisión conHigh School Musical?

¿Por qué le estoy escribiendo esto? Porque este domingo 9 de noviembre, a las 20:00, esta casa productora va a volver a lanzar, a través de Disney Channel, uno de esos proyectos que marcan generaciones.

Se trata de una película especial para la gran pantalla chica que va a enloquecer a todo el público, especialmente a los adolescentes y preadolescentes.

Se llama Cómo crear el chico ideal, y es simple y sencillamente padrísima.

Es la historia de dos amigas que, aprovechando la evolución de la tecnología, terminan, como dice el título de este filme, creando al hombre de sus sueños.

Pasa de todo, pero pasa entre chistes, enredos y, lo más espectacular del caso, entre unos musicales que terminarán convirtiéndose en los nuevos favoritos del mercado juvenil de Disney.

Y es que, ¿puede haber algo con lo que los chavos sientan más afinidad en este momento que la tecnología? ¿Puede haber algo que despierte sus emociones más allá del amor, la amistad, la música y el talento?

No se vaya a perder el estreno de Cómo crear el chico ideal este domingo en Disney Channel. Se lo digo desde ahora para que lo apunte en su agenda. Le va a gustar.

“Matria”

Fernando Llanos es un artista plástico con el que siento una afinidad muy especial.

Me gusta lo que hace, lo que dice, la forma como juega (y se la juega) con el arte.

Es una especie de emprendedor audiovisual, un hombre que desmenuza cualquier tipo de manifestación para transformarla en algo diferente.

Y no, aunque por ahí nos hemos saludado, no es mi amigo. Jamás me he ido de reventón con él ni me he tomado una copa a su lado. Nada.

Creo en Fernando por lo poco o mucho que le he visto desde los años 90, ejercicios que provocan, que me han sacado de mi zona de confort, que me han reconciliado con mis raíces.

El tipo es bueno y acaba de ganar en el Festival Internacional de Cine de Morelia en la categoría de Mejor Largometraje Documental.

Su obra se llama Matria y estoy furioso.

¿Por qué? Porque no la puedo ver. Lo único que conozco son algunos fragmentos que he visto en internet pero, por increíble que parezca, no tiene distribución a gran escala.

¡No puede ser! Solo la van a pasar de aquí al sábado en dos o tres salitas de nicho.

¿Entonces de qué sirven los premios? ¿Cómo quieren las cabezas de la industria del cine que esto funcione?

La película se ve buena, divertida. Es sobre una curiosidad insólita: un ejército de charros guerrilleros entre los que estaba el abuelo de Fernando.

Y tiene unas imágenes hermosas, y la participación de personalidades como Lila Downs.

Por lo que más quiera en la vida, si usted tiene acceso al limitadísimo circuito en que este filme está rodando, luche por verlo.

Y si no, ayúdeme a hacerle ruido. Matria merece ser vista. ¿A poco no?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios