15 de Noviembre de 2018

Opinión

La corte de los milagros

En realidad, para conocer a verdaderos exponentes del rock mexicano no se necesita hacer mayor esfuerzo que entrar a YouTube y buscar un canal llamado El Garage.

Compartir en Facebook La corte de los milagrosCompartir en Twiiter La corte de los milagros

Si usted quiere conocer la realidad del rock que se hace en México, la verdad cruda y sin maquillaje del mismo, no acuda a los grupos y solistas que graban para disqueras, realizan videos de alto presupuesto o aparecen en los medios. Olvide a los grandes nombres (es un decir) y mire hacia abajo, a la zona oscura, al drenaje profundo (es metáfora, no offense) del rockcito que se maquila en nuestro país.

No le pido que se dirija a la periferia y se meta a los hoyos fonki (¿todavía existen?), tampoco que emprenda una búsqueda exhaustiva y desgastante por antros de mala muerte. En realidad, no necesita hacer mayor esfuerzo que entrar a YouTube y buscar un canal llamado El Garage. Ahí encontrará el mejor (o el peor, según lo quiera usted ver) muestrario de lo que es en realidad el rock nacional, lejos de los reflectores, lejos de MTV, lejos de Reactor y Radio Ibero.

Ahora, antes de comenzar a ver a los cientos de grupos y solistas que ahí se presentan (en un escenario frío y deprimente que simula ser, precisamente, una cochera), decida si los verá con ánimo analítico y serio o si elegirá una perspectiva humorística y capaz de disfrutar del kitsch más brutal y delirante. En el primer caso, nos tememos que pueda sufrir una depresión que lo lleve a pensar incluso en el suicidio; en el segundo, le aseguramos horas de sana diversión, eficaz esparcimiento, fascinación extrema y estruendosas carcajadas.

Porque he ahí el nivel real en que se encuentra ese rockcito de todos tan temido, con músicos (digámoslo así) que demuestran una miseria artística conmovedora, una presencia escénica aterrada (como bien dice mi querido amigo Andrés Soto, el denominador común de casi todos ellos es que tocan como si lo hicieran con miedo, inseguros, tensos, espantados) y unas voces cantantes en verdad inenarrables.

Si para muestra basta un botón, busque tan solo al grupo llamado The Drágulas y tendrá ahí el resumen de todo lo aquí dicho. Pero hay más, muchos más.

El Garage: la corte de los milagros del rockcito hecho en México.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios