21 de Septiembre de 2018

Opinión

La cuesta de enero y de...

Si su opción es retirar dinero de su Afore, tenga presente que como toda decisión de vida, tiene implicaciones...

Compartir en Facebook La cuesta de enero y de...Compartir en Twiiter La cuesta de enero y de...

Llegó el nuevo año con su cuesta de enero y que de seguro continuará hasta febrero, siempre y cuando no festeje el día de la Candelaria o deba regalarle algo a su amorcito.

La cuesta será muy empinada, recuerde que empezó a construirla desde el Buen Fin y la creció con los intercambios de regalos, las fiestas de temporada, el viajecito, las cenas de navidad y de fin de año, los juguetes y la rosca de reyes, característicos de nuestras costumbres y tradiciones. 

Aunque durante el maratón Guadalupe-Reyes fuimos moderados en el consumo de bebidas espirituosas, nos pegará duro la resaca y la cruda realidad, pues habrá que empezar a abonarles a todas las deudas.

Y como si esto fuera poco, ya nos subieron el precio de múltiples productos y servicios, entre otros, la comida del “Firulais”, refrescos, gasolinas, botanas, y de todo aquello que deba ser transportado.

La situación se agravará si, en adición a lo anterior, se inicia el año sin empleo y, si ésta es su situación, sólo tiene tres opciones: la casa de empeño, la Afore o, “debo no niego, pago no sé cuándo”.

Si su opción es retirar dinero de su Afore, tenga presente que como toda decisión de vida, tiene implicaciones, pues disminuyen las semanas ya cotizadas y el saldo de su cuenta individual; ambos efectos pueden ocasionarle graves consecuencias al pensionarse, por ello recomiendo mucha prudencia con esta decisión. 

Un número alto en semanas cotizadas y un saldo alto en su cuenta individual le significarán, a futuro, una mejor pensión, tranquilidad, independencia económica, seguridad y calidad de vida.

Las semanas de cotización que se pierden al disponer de recursos de la cuenta individual pueden recuperarse si se devuelve lo antes posible más los intereses que correspondan o, trabajando más tiempo.

Lo lamentable del caso es que muy pocas personas están dispuestas a trabajar más tiempo o a regresar el dinero dispuesto de su cuenta, pensando que, como es un derecho, se debe de ejercer; pero recuerde lo que sentencia el precepto bíblico: “En el pecado, se llevará la penitencia” y en este caso, aplica también.

Si retira recursos de su cuenta individual, hágalo de manera responsable y regréselos lo antes posible; si puede evitarlo, evítelo; pero si de plano no tiene otra alternativa, esté consciente de que a futuro usted pudiera pagar un costo financiero elevado y deberá atenerse a las consecuencias, cuando la salud y el vigor vital, le hayan abandonado ya.

Para orientación adicional, adjunte sus preguntas en cualquier artículo de los publicados en http://sipse.com/miretiroypension; para consultoría favor dirigirse a [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios