15 de Octubre de 2018

Opinión

La educación ambiental

Uno de sus objetivos es que los individuos y las comunidades comprendan la complejidad del ambiente natural.

Compartir en Facebook La educación ambientalCompartir en Twiiter La educación ambiental

Conociendo de cerca los procesos de enseñanza aprendizaje en la educación en México me surgió la idea de valorar los contenidos educativos actuales que son impartidos y que, bien o mal, todos hemos apoyado alguna vez. Recuerdo con gran gusto a mi maestra Adela, la cual, siempre nos ponía ejemplos de medio ambiente en cualquiera de las materias que estuviéramos estudiando.

En ese entonces se estudiaba en base a áreas, es decir, naturales, sociales, etc., Y además de los libros llevábamos también los cuadernos de trabajo y en ellos anotábamos los resultados de los experimentos compartidos por la maestra y que al final de la jornada eran el tema de la mesa a la hora de la comida en casa.

Reconozco que desde entonces me empezó a interesar el medio ambiente,  lo que hoy se le llama Educación Ambiental, lógicamente en la educación no formal. Uno de los objetivos de la educación ambiental es que los individuos y las comunidades deben comprender la complejidad del ambiente natural y el creado por el ser humano, resultado este último de la interacción de los factores biológicos, físico-químicos, sociales, económicos, políticos y culturales para que se adquieran los conocimientos, valores, actitudes, destrezas y habilidades que nos permitan participar de manera responsable, ética, afectiva en la previsión de la problemática en los cambios climáticos; desde esta perspectiva la educación ambiental contribuirá a desarrollar el sentido de responsabilidad y solidaridad entre diferentes sectores de la sociedad.

Hoy día la educación ambiental es un proceso que pretende formar y crear conciencia a todos los seres humanos de su entorno, siendo responsables de su uso y mantenimiento. Se debe fundamentar en un cambio de conocimientos y comportamientos de los miembros de la sociedad, en sus relaciones con el medio ambiente, lo cual genere una nueva conciencia que provoque una acción cotidiana de protección ambiental.

Hoy en nuestra sociedad se ve la necesidad de una educación ambiental que persista en los conocimientos, actitudes, comportamientos y hábitos frente al ambiente, orientados a conseguir que la humanidad cambie su clásica concepción de que la naturaleza es un elemento pasivo que se regenera automáticamente, porque es un bien infinito, siempre disponible para satisfacer los caprichos del ser humano. Este cambio debe producirse mediante un concepto que considere a la naturaleza como un elemento activo, que responde y reacciona ante los estímulos de las personas.

La educación ambiental deberá buscar que la sociedad aprenda a interpretar y analizar las reacciones de la naturaleza, a conocer que el entorno natural tiene capacidad limitada de regeneración.

Los programas de educación ambiental deben ser liderados por la comunidad, ya que en ella se deben tomar decisiones en forma íntegra sobre el manejo de los recursos naturales, con el propósito de ofrecer información y alternativas sobre la problemática ambiental y el desarrollo sostenible o sustentable. Uno de los recursos de educación ambiental no formal introducidos en las escuelas es el curso taller “Escuela Limpia” que maneja la Semarnat en cada estado y que está dando grandes resultados, entre ellos que hoy día la educación ambiental es obligatoria en las escuelas de educación básica y forma parte importante de la Reforma Integral de Educación Básica (RIEB). En este sentido la educación ambiental se orienta desde un enfoque histórico-hermenéutico que permitirá reconstruir todos los hechos y acontecimientos que destacan la participación de las personas como forjadores y creadores de su realidad social con conciencia, pensamiento ético hacia los valores ambientales.

La educación ambiental relaciona al hombre con su ambiente y busca un cambio de actitud, una toma de conciencia sobre la importancia de conservar para el futuro y para mejorar nuestra calidad de vida. La adopción de una actitud consciente ante el medio que nos rodea, y del cual formamos parte indisoluble, depende en gran medida de la enseñanza y la educación de la niñez y la juventud.

Por esta razón, corresponde a la pedagogía y a la escuela desempeñar un papel fundamental en este proceso. Es necesario abordar la temática del cuidado del medio ambiente con seriedad para poder revertir los hábitos que causaron daños a nuestro planeta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios