21 de Septiembre de 2018

Opinión

La Encuesta ¡Lotería!

El mayor desafío de una encuesta es la interpretación de datos. Sobre todo en el tema político...

Compartir en Facebook La Encuesta ¡Lotería!Compartir en Twiiter La Encuesta ¡Lotería!

Como últimamente ha habido mucha controversia por lo escrito en este espacio, hoy les hablaré de algo que a todos les gusta pero les asusta, como dijera la canción: las encuestas. Díganme la verdad: ¿cuál es su fascinación con ellas? Desde hace unos años, la fiebre de las encuestas ha aumentado tanto, que si fuera un problema de salud pública ya se hubiera emitido la alerta máxima. 

Vamos por partes, ésta es una herramienta de investigación cuantitativa, por lo que, de aplicarse bien, vamos a obtener estadísticas. En el caso político, nos va a decir si a alguna persona la conocen, pero no nos va a decir el chisme de porqué les cae bien o no. Ahora bien, tampoco crea que es cosa sencilla esa de andar haciendo encuestas. Para empezar, el instrumento de investigación, léase las preguntas, debe ser elaborado de una manera 100% objetiva, sin sesgos ni insinuaciones, para obtener un resultado confiable. “Fulano de tal es una persona de familia que adoptó a un perrito con tres patas. ¿Qué opinión tiene de él?”. 

Obviamente la gente va a contestar que ha de ser muy buena persona. 

El segundo tema es la muestra. Se toma un número representativo, que varía de acuerdo con el margen de error que queramos. Ya que se tiene el número de personas que se deben encuestar, se debe hacer el cálculo de a qué casas específicas se debe ir a preguntar, no crea que es nada más ir con la primera persona a la que uno se encuentre. 

El tercer punto son los encuestadores, que tienen que ser personas bien capacitadas y que sean muy imparciales al momento de hacer las preguntas, porque hasta con el tono de voz o las muecas faciales se puede inducir una respuesta. Así que si usted está pensando mandar a la gente que tiene en su oficina a encuestar, no espere resultados muy confiables. 

La captura de las encuestas también tiene su chiste, porque de eso dependerá la facilidad para hacer cruces de información, por ejemplo, cuántas mujeres amas de casa piensan que usted es guapo y cuántos hombres dedicados a algún oficio piensan que usted está en perfecta forma física. 

Ahora bien, el mayor desafío de una encuesta es la interpretación de datos. Sobre todo en el tema político, una encuesta no se analiza sola, intervienen muchos otros factores, datos e investigaciones para poder dar un análisis completo. 

Por toda la explicación que acabo de dar es que hacer una encuesta no es barato. Interviene mucha gente y mucho conocimiento previo. Por eso siempre es importante identificar qué es lo que quiere saber. Lo importante, como en todo, es el objetivo. Yo sólo le voy a recomendar que haga investigación, del tipo que quiera, analice objetivamente los resultados, úselos para crear una estrategia y sea disciplinado en seguirla. ¡Suerte en sus encuestas!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios