18 de Diciembre de 2017

Opinión

La enemiga del ITCH

Como directora del Instituto Tecnológico de Chetumal (ITCH), Mirna Manzanilla Romero ha dinamitado ese proyecto educativo, atizando los justificados reclamos de catedráticos y personal administrativo.

Compartir en Facebook La enemiga del ITCHCompartir en Twiiter La enemiga del ITCH

 

Como directora del Instituto Tecnológico de Chetumal (ITCH), Mirna Manzanilla Romero ha dinamitado ese proyecto educativo, atizando los justificados reclamos de catedráticos y personal administrativo, irritados por los pestilentes manejos para promover a sus afines, atajando a quienes tienen los méritos para ascender.
 
Cercana a Cecilia Loría Marín –titular de Educación con el ex gobernador Joaquín Hendricks y directora general del Conalep –, la directora tuvo la puntada de comprar paquetes todo incluido para hospedar en el hotel Iberostar de la Riviera Maya a 22 directivos, incluyendo a directores, jefes de departamento y catedráticos.
 
El grato objetivo del paquete: un retiro espiritual de sábado a martes pasado para despedirla como cree merecerlo, ya que desde hace dos meses concluyó su período y todo apunta a que su relevo será Juan Carlos García Pantoja, subdirector de Planeación y Vinculación del ITCH y, sobre todo, cuñado de la diputada local del PRI Alondra Herrera Pavón, quien lo impulsa con todo.
 
No se vale el despilfarro en la adquisición de tal paquete turístico, sobre todo porque en contraparte se alega austeridad cuando los estudiantes piden la instalación de aires acondicionados, obligándolos a vender boletos para la rifa de un auto, cuyas ganancias serían invertidas en la compra de tales equipos, según la promesa de quienes usurpan las posiciones de poder en uno de los centros de educación superior más emblemáticos de la capital.
 
Mirna Manzanilla es un cáncer enquistado en el cerebro y el corazón del ITCH, ya que ha manejado a la institución como si se tratase de una hacienda del porfiriato. Y es que ella decide quién debe ser promovido, llegando al extremo de obsequiar 40 horas a su contador Ángel Loeza Castillo, una vez que decidió cerrar por tiempo indefinido su lavandería, ya que la bolsa suculenta del ITCH ha sido un traje a la medida de su ambición desmedida, como destacada alumna de Cecilia Loría.
 
Empleados que solicitaron el anonimato filtraron estos datos, sin dejar de ocultar su preocupación por la situación de su centro laboral venido a menos, ya que la improvisación de amigos como catedráticos ha dado al traste con la calidad tan presumida en otro tiempo en el plantel.
 
Cuentan que el ambiente laboral es insoportable, repleto de malas vibras. Y es que Eyden Azueta Cárdenas, subdirector de Servicios Administrativos, es un déspota que trata a sus subordinados con la punta del pie. 
 
La letal directora cierra el círculo de malos manejos con Dulce Yolanda Garrido López, directora de Recursos Financieros, donde hay permanente comunión espiritual por aquello del diezmo. 
 
En fin, el ITCH ha sido un negocio redondo para Mirna Manzanilla, quien aguarda otro cargo suculento como recompensa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios