22 de Julio de 2018

Opinión

La impunidad del encapuchado

Lo hemos visto a lo largo de los conflictos violentos, pero marcadamente a partir del pasado 1 de diciembre.

Compartir en Facebook La impunidad del encapuchadoCompartir en Twiiter La impunidad del encapuchado

La cobardía es el rostro
del anonimato.
Florestán

La toma de la rectoría de la UNAM, en Ciudad Universitaria, me remite, inevitablemente, al método que recientemente acompaña las expresiones violentas: el anonimato.

Lo hemos visto a lo largo de los conflictos violentos, pero marcadamente a partir del pasado 1 de diciembre, cuando, al amparo de la toma de posesión de Enrique Peña Nieto como Presidente de la República, vándalos encapuchados, que luego se autoidentificarían como anarcos, se enfrentaron a la policía y provocaron los más graves destrozos que la Ciudad de México haya visto en una manifestación, sin que a la fecha quede un solo detenido por aquella jornada violenta, porque la bancada del PRD en la Asamblea del Distrito Federal modificó la ley para que sus delitos dejaran de ser graves y todos salieran de la cárcel.

Vendrían luego los encapuchados de las sedicentes guardias de autodefensa, en Michoacán y Guerrero, aquí ya sumadas a los militantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero, quienes, también embozados, bloquean por igual y con la misma impunidad la Autopistas del Sol que la sede del Congreso en Chilpancingo.

Encapuchados, también, quienes dijeron ser estudiantes del CCH que asaltaron la sede de su dirección general, en Ciudad Universitaria, donde su autoridad se impuso a la institucional que aceptó una mesa de diálogo cuando no le habían devuelto las instalaciones.

Y ahora, embozados, de nuevo, los que desde el viernes por la tarde tienen en su poder la torre de la Rectoría, también en CU, retando a toda la comunidad universitaria, empezando por las autoridades.

Estamos ante un delicado momento en el que se juega el futuro de la universidad y con él, el de la estabilidad estudiantil, que ya sabemos lo que pasa cuando se rompe.

Mientras, vivimos la impunidad de los embozados.

Ayer, por cierto, el Tribunal Universitario mandó un fuerte mensaje al ratificar la expulsión de cinco alumnos del CCH Naucalpan, cuyo reingreso exigen los enchapuchados.

RETALES

1. TRATO. Miguel Ángel Mancera impuso su visión y serán los delegados del Distrito Federal, y no la Sedesol, quienes indiquen cómo aplicar la Cruzada Nacional contra el Hambre tras y solo después de la firma de un acuerdo;

2. PACTO. El mismo Pacto que les sirvió para fortalecerse ante la sociedad cuando lo firmaron, sirve a Gustavo Madero y a Jesús Zambrano para fortalecerse, dicen, ante sus militantes al levantarse de la mesa; y

3. MUDANZAS. La familia Peña Nieto se instalará este fin de semana en la residencia Miguel Alemán de Los Pinos, que volverá a ser, después de 12 años, la casa presidencial. El comedor lo estrenarán con una cena al presidente Obama y a su esposa, el jueves 2 de mayo.

Nos vemos mañana, pero en privado

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios