14 de Diciembre de 2018

Opinión

La justicia de Calderón

De origen, el PAN y el derecho habían estado virtuosamente vinculados. Ahora, ya en el poder las cosas cambiaron.

Compartir en Facebook La justicia de CalderónCompartir en Twiiter La justicia de Calderón

En alguna ocasión, cuando ciudadanos cuestionaban el estado de cosas, el entonces presidente Calderón los encaró y les hizo sentir que tuvieran valor y optaran por la política. A contrapelo, conspicuos políticos del PAN, aprovechando gobiernos panistas resolvieron irse a sus despachos a litigar, preferentemente en asuntos fiscales y penales, donde hay mucho dinero. También conspicuos políticos del PRI fueron liberados y grandes devoluciones fiscales se dieron con abogados del PAN.

De origen, el PAN y el derecho habían estado virtuosamente vinculados. Ahora, ya en el poder las cosas cambiaron. La agenda litigiosa de los gobiernos del PAN ha sido desastrosa. Con Fox el problema fue incompetencia, prima hermana de la ignorancia. El caso de Calderón fue peor y distinto. Peor por las consecuencias y distinto porque Calderón era abogado, egresado de una de las más prestigiadas instituciones. A Fox lo podían engañar sus consejeros interesados para proceder penalmente contra López Obrador, pero no a Calderón.

El asunto de Cassez tuvo que ver con la complicidad entre el Presidente y su valido García Luna; es la única forma de entender la sumisión de la Presidencia a un funcionario indefendible en varios capítulos de su actuación. En este caso comprometió el proceso penal en el afán de acreditar a una policía de hace tiempo inexistente. Son varios los testimonios, incluso de panistas, de que el funcionario fue el espía político de Calderón antes de llegar a la Presidencia. También hay referencias sobre la presión de Los Pinos a ministros de la Corte, para evitar un fallo en marzo pasado que hubiera llevado a la remoción del funcionario, cuando se presentó el proyecto que sirvió para que este miércoles se liberara a la señora Cassez.

Los más consideran que la francesa era cómplice de secuestradores. Sin embargo, legalmente no hay otra culpa que la de una sentencia condenatoria a través de un debido proceso. En el caso de Cassez hubo lo primero, no lo segundo. La Corte simplemente puso en claro que la justicia de Calderón estaba años luz de la legalidad. La cuestión es que ahora le cobran a la Corte y algunos al gobierno actual lo que fue un error monumental de Calderón y su valido.

Twitter: @berrueto

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios