18 de Septiembre de 2018

Opinión

La juventud en el proceso electoral

La estamos a pocos días de que termine el proceso electoral en su fase de campañas para darle paso al hervidero del día de las votaciones...

Compartir en Facebook La juventud en el proceso electoralCompartir en Twiiter La juventud en el proceso electoral

La estamos a pocos días de que termine el proceso electoral en su fase de campañas para darle paso al hervidero del día de las votaciones, donde los partidos comenzarán días antes a mover sus piezas. Nuevamente el enemigo a vencer es el abstencionismo, pero sobre todo más allá de las promesas de siempre, será importante analizar las estrategias que utilizan los candidatos para hacer llegar su mensaje, sobre todo a los jóvenes que por primera vez habrán de votar. 

Según el IFE, los jóvenes participan cada vez menos en las elecciones, muchos de los jóvenes que por primera vez acudirán a las urnas son especialistas en navegar por internet, chatear y utilizar su celular como reproductor de música al mismo tiempo que mandan mensajes. En este escenario cabe preguntarse cómo los políticos locales se acercarán a este sector del electorado; no les es atractivo recibir un calendario o un cilindro con la foto del candidato. 

Los jóvenes tienen una identidad arraigada y por lo general, poco conocida para el resto de la sociedad, que no siempre entiende bien sus actitudes y pautas de comportamiento y a veces las enjuicia a través de prejuicios y clichés equívocos, en lugar de encuadrarlas en el contexto que rodea a la juventud actual. 

Estamos ante una generación de jóvenes con profundos valores democráticos, que entienden los partidos como mecanismos de participación de la ciudadanía y que valoran su potencial. 

A nivel local algunos políticos ya están utilizando las redes sociales para hacerse promoción en la web. Sin embargo, en nuestro país las cibercampañas son un terreno inexplorado, pese a que la Asociación Mexicana de Internet reportó a finales del año pasado que hay 24 millones de internautas. 

A nivel local la mayoría de la propaganda o cuando menos una buena parte se ha limitado a subir videos en el YouTube para denostar al enemigo, lo que en vez de fomentar la participación de los jóvenes los termina ahuyentando de las elecciones, cansados del espectáculo de la política donde predominan las descalificaciones sobre las propuestas. 

Antes los jóvenes se mostraban con gran desinterés ante el medio político, debido al gran repudio que tenían al gobierno y sus principales actores políticos, quienes abusaban de su poder; ahora les llama la atención a tal grado de querer participar en el servicio público donde sus voces sea escuchadas y atendidas. 

Ahí viene la importancia de que en los últimos días de campaña los candidatos centren sus fuerzas en el sector juvenil el cual lleva la delantera dentro de las listas nominales y quienes seguramente serán el factor descicisivo el día de las votaciones.

Siempre he dicho que cuando existe voluntad para hacer las cosas todo puede realizarse, desde hace algunos años la delegación de la Profepa en el estado se había convertido en un ente de puro membrete al que le daba igual si había ventas de animales exóticos en el norte del estado o que traficantes de maderas devastasen la selva en el sur. El actuar de las autoridades en administraciones pasadas dejaron, mucho de qué hablar, nunca se conoció o cuando menos en lo personal de algún operativo de inspección o detección de delitos ambientales, solo se dedicaban a estar hostigando a hoteleros de la parte norte del estado donde si había algo que hacer y no me refiero al trabajo precisamente; sino a que en aquellas zonas había dinero, marmaja, billullo que era lo más atractivo.

Esto cambiado, incluso desde la imagen propia de las oficinas centrales de la Profepa, las cuales hoy dan otra cara a la población, ya no son esas oficinas que irradiaban corrupción y nepotismo, ahora hasta el trato del personal es diferente y mucho se debe a la dinámica de trabajo que impulsa Ludivina Menchaca Castellanos. Sorprendida de lo que encontró a su llegada, sólo dijo “pásenme la escoba porque hay que limpiar el cochinero”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios