15 de Noviembre de 2018

Opinión

La misión de los diputados

Sean del PRI, PAN o PRD, los diputados locales están a punto de participar activamente en la madre de todas las batallas...

Compartir en Facebook La misión de los diputadosCompartir en Twiiter La misión de los diputados

Sean del PRI, PAN o PRD, los diputados locales están a punto de participar activamente en la madre de todas las batallas, primero en sus respectivos partidos y luego en la contienda constitucional –en caso de que la suerte les sonría–, como candidatos a presidentes municipales de sur a norte.

Algunos la tienen muy complicada en la interna. Tales son los casos de los priístas Manuel Jesús Aguilar Ortega y Luis Alfonso Torres Llanes (ambos en Othón P. Blanco), y Juan Carlos Pereira Escudero (Solidaridad), quien de hecho ya la tiene perdida aunque grite y dé manotazos desesperados.

Otros si bien la tienen más cómoda a nivel interno, no deben cantar victoria en la batalla decisiva porque se les puede aparecer el chamuco.

Tal es el caso del priísta José Alfredo “Chepe” Contreras Méndez, quien sigue perfilándose como el favorito sin que esté en condiciones de cantar victoria, porque la política es el reino de las arenas movedizas.

Incluso, ni Gabriel Carballo Tadeo (Felipe Carrillo Puerto) debe estar tan tranquilo, pese a que por mucho tiempo disfrutó y hasta presumió una ventaja que lo colocó como el candidato automático predestinado a rescatar al Ayuntamiento de las garras de Sebastián Uc Yam.

Entre todos ellos destaca Eduardo Espinosa Abuxapqui, presidente de la Gran Comisión del Congreso, quien anunció que estaba decidido a lanzarse al abordaje del municipio capitalino en llamas, pero ya nada tiene seguro a estas alturas.

En las filas del PRD, José Antonio Meckler Aguilera tiene remotas posibilidades de acceder a la candidatura por Cancún, pretendida agresivamente por la diputada federal perredista Graciela Saldaña Fraire, cuya redituable bandera es el Dragon Mart a ser instalado en Benito Juárez.

Tan sólo Fredy Marrufo Martín (PRI) tiene en la bolsa el pasaporte al Palacio Municipal de Cozumel, donde la oposición compite con posibilidades de triunfo si un priísta abandona el barco, tal como ocurrió con Gustavo Ortega Joaquín en 2005.

En el proceso de 2010 a gran parte de los diputados del PRI les fue como en feria, ya que fueron masacrados en los municipios de Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos, Lázaro Cárdenas e Isla Mujeres, reportando el balance más desastroso del que se tenga memoria en filas tricolores.

Ahora las condiciones tampoco son tan favorables para una abrumadora mayoría de diputados, quienes pueden retornar con las manos vacías o incluso no recibir la oportunidad de disputar la posición en una primera etapa.

Y queda pendiente el mapa electoral definitivo que puede fortalecer significativamente las posibilidades de triunfo de un PRI que está a la expectativa, esperando que el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) confirme la noticia que aguarda con impaciencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios