20 de Septiembre de 2018

Opinión

La muerte y el rock

Estás fechas tienen mucho de nostalgia, de tristeza, de misterio, de añoranza y por supuesto su dosis de terror y miedo...

Compartir en Facebook La muerte y el rockCompartir en Twiiter La muerte y el rock

Estás fechas tienen mucho de nostalgia, de tristeza, de misterio, de añoranza y por supuesto su dosis de terror y miedo.

Para todo hay solución menos para la muerte, y es lo único seguro que tenemos asegurado al final de nuestras vidas, hay quienes se van muy temprano, hay quienes tienen largo tiempo en este plano terrenal, hay quienes dejan una huella y pasan a ser leyendas. En el rock han sido varias las estrellas que se han apagado, algunas fugaces, otras con más luz que otras, lo que nos dejaron fue su música y su legado, con sus discos nos transportan a su mundo, incluso algunos de sus temas llegan a formar parte del soundtrack de nuestras vidas, las hacemos nuestras y es ahí en donde la magia de la música radica.

Han sido varios los músicos que han dejado huella en la vida de generaciones enteras. Hagamos un repaso de algunos músicos que ya no están pero que seguramente esta noche se darán una vuelta por estos lugares para ver cómo los recordamos.

Kurt Cobain, la voz de una generación, decidió acabar con su vida después de haberse convertido en un ícono, fue el protagonista de la última reinvención del rock -el grunge- su música y su voz son inolvidables.

Janis Joplin, la bruja cósmica, su voz totalmente psicodélica, nadie como ella, la causa de su muerte –a la fecha- aún es confusa.

Eric Carr, baterista de Kiss, para muchos el mejor atrás de los platillos de la banda, un tumor acabó con su vida.

Jimmy Hendrix, el mejor guitarrista de todos los tiempos, llevó la guitarra a otro nivel con sus flamantes acordes.

La escena nacional también ha tenido grandes pérdidas, Rita Guerrero, vocalista de Santa Sabina inspiró a una generación de mujeres a seguir su camino en el género.

Rodrigo González, “El Profeta del Nopal”, creó el movimiento rupestre y dio identidad a nuestro rock.

El el underground, Tony Rocker, vocalista de Amor y Rabia, nos dejó su amor a la vida y su rabia para enfrentarla.

Son muchos los que ya no están, pero desde donde descansan nos siguen inspirando, motivando a creer que los sueños se pueden alcanzar con cualquier instrumento.

Estimados lectores nos leemos la próxima semana. Saludos y mucho rock.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios