20 de Septiembre de 2018

Opinión

La odiaban, pero hoy la extrañan

A la “maestra” hay que reconocerle su habilidad política para negociar ventajosos incrementos y otros beneficios sociales para su gremio.

Compartir en Facebook La odiaban, pero hoy la extrañanCompartir en Twiiter La odiaban, pero hoy la extrañan

Después del colapso que sufrió el SNTE con el arresto de su presidenta vitalicia, Elba Esther Gordillo Morales, los maestros se sienten completamente abandonados, pues, hasta el día de hoy ningún dirigente sindical les informa sobre la negociación salarial de este año.

Aunque odiada por el magisterio, a la “maestra” hay que reconocerle su habilidad política para negociar ventajosos incrementos y otros beneficios sociales para su gremio, basta citar que en los últimos años logró que los aumentos salariales se dieran a partir del 1 de enero en vez de la tradicional fecha del 15 de mayo cuando se festeja el Día del Maestro, así también millonarias bolsas para Carrera Magisterial.

Como capataz, su fuerza y poder se notaban en el trabajo de las secciones estatales; hoy, en cambio, a falta del liderazgo, los dirigentes estatales perdieron la brújula y hacen de todo menos velar por los intereses de los trabajadores. La preocupación de los maestros es alarmante, nadie les informa sobre la fecha de la publicación de los resultados de Carrera Magisterial en Yucatán, todos se preguntan de cuánto será el incremento salarial de este año, igualmente ignoran si existe un pliego de demandas y la instalación de una comisión negociadora con la SEP.

Les atormenta el futuro del Isstey, pues son insistentes los rumores de su presunta quiebra y la cancelación de las jubilaciones a los 30 años de servicio. Tampoco nadie les informa por qué los préstamos, que antes tardaban 15 días en cobrarse, ahora tardan 2 meses para seR entregados.

Para colmo, el pago de las diferencias de sus prestaciones que recibieron el pasado 15 de marzo, además de ser rasurado inicialmente por una mala negociación ante la Secretaría de Educación, no fue retroactivo al 1 de enero como se había firmado en la minuta de acuerdos con fecha 11 de julio del 2012, se brincaron 3 meses y pagaron a partir del 1 de abril del año pasado ¿Dónde quedó ese dinero?

¿Sabrán de este pago irregular los dirigentes sindicales de las secciones 33 y 57? ¿O habrán negociado dicho pago con fechas diferentes a las acordadas a cambio de unas pocas plazas para sus compromisos políticos? Nadie sabe, pues todos ellos andan calladitos y escondidos en sus oficinas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios