20 de Junio de 2018

Opinión

La oposición ante la grande

La catástrofe electoral que damnificó al PRD y al PAN los dejó en una situación complicadísima para competir seriamente en la próxima elección de principios de julio de 2016...

Compartir en Facebook La oposición ante la grandeCompartir en Twiiter La oposición ante la grande

La catástrofe electoral que damnificó al PRD y al PAN los dejó en una situación complicadísima para competir seriamente en la próxima elección de principios de julio de 2016, en la que está en juego la gubernatura, ya que desocuparon espacios que los mantenían en primera línea, como la alcaldía de Benito Juárez (Cancún), trampolín de Juan Ignacio García Zalvidea y Gregorio Sánchez Martínez.

Desalojados de esa posición, difícilmente las candidatas derrotadas en esta elección: Graciela Saldaña Fraire (Cancún) y Alicia Ricalde Magaña (Isla Mujeres) estarán en condiciones de insinuarse siquiera como aspirantes a la gubernatura, aunque les pongan en bandeja una mega alianza.

El alcalde de Cancún, Julián Ricalde Magaña, quedó sin posición para mantenerse vigente, aunque podría aspirar a ocupar formalmente la dirigencia estatal del PRD, en manos de Julio César Lara Martínez.

Como el PRD juega a conciencia en Cancún, su candidato a la gubernatura será sin duda de este polo turístico, pero el abanico de opciones competitivas quedó muy limitado. Incluso, pensar en el lanzamiento de la candidatura de la senadora Luz María Beristáin sería un acto suicida, tomando en cuenta la mala imagen de la Lady Senadora, muy identificada por los cibernautas y todo tipo de público, incluso en rancherías y comunidades.

Para el PRI es muy positiva la fulminante desactivación del tanque de guerra del Ayuntamiento de Cancún que en los dos últimos procesos puso en jaque al PRI, estando en juego la gubernatura. A partir de ahora tendrá que cuidar otros flancos, dando prioridad a lo interno.

En cuanto al PAN, difícilmente podrá fortalecer a una figura para estar en condiciones de competir en serio, aunque el chetumaleño José Hadad Estéfano hizo una campaña digna y no fue humillado por Eduardo Espinosa Abuxapqui, candidato triunfador del PRI en la batalla por la alcaldía capitalina.

Pero el PAN ha estado lanzando candidatos de la zona norte para la gubernatura, por lo que la opción chetumaleña es prácticamente remota.

En tales condiciones, panistas y perredistas dependerían de la conformación de una mega alianza y del desprendimiento de una figura del PRI para inquietar al Tricolor, aunque este partido tiene el colmillo retorcido cuando su consigna es evitar la deserción de uno de los suyos.

Aunque nada hay que descartar en política a la caribeña, ya que Addy Joaquín renunció al PRI siendo Senadora para ser candidata a la gubernatura en 2005, postulada por la efímera coalición PAN-Convergencia. 

Pero el escenario es opuesto en el cuartel priista, ya que cuenta algunas figuras bien po-sicionadas y que se irán fortaleciendo si aprovechan sus posiciones apenas conquistadas, aunque este es el tema de mañana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios