20 de Septiembre de 2018

Opinión

La Papisa Juana

La suplantación de Juana obligó a la Iglesia a proceder a una verificación ritual de la virilidad de los papas electos.

Compartir en Facebook La Papisa JuanaCompartir en Twiiter La Papisa Juana

La leyenda de la papisa Juana cuenta la historia de una mujer que ejerció el papado católico escondiendo su identidad sexual. El pontificado de la papisa se suele situar entre 855 y 857. Tras la muerte del papa, Juana se hizo elegir su sucesora con el nombre de Benedicto III o Juan VIII.

Siempre según la leyenda, la suplantación de Juana obligó a la Iglesia a proceder a una verificación ritual de la virilidad de los papas electos. Un eclesiástico estaba encargado de examinar manualmente los atributos sexuales del nuevo pontífice a través de una silla perforada.

--------------

Acabada la inspección, si todo era correcto, debía exclamar: Duos habet et bene pendentes 

En español: Tiene dos, y cuelgan bien.

--------------

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Papisa_Juana  Consulta: martes 27 de julio de 2010.
La columna Viernes Cultural asegura que el eclesiástico que probará al nuevo Papa se truena ya los dedos, y como la columna Viernes Cultural y el transcriptor no son papables, no serán sometidos al ritual de la virilidad.

--------------

Para cualquier otro efecto laico, dicen a coro angelical, están listos para ser inspeccionados, por alguna Juana, Chana o su hermana.

De nada… Saludos…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios