23 de Octubre de 2018

Opinión

La persona sana

Al sobrepasar “lo normal” nos convertimos en personas “sanas” ya que desarrollamos nuestras potencialidades.

Compartir en Facebook La persona sanaCompartir en Twiiter La persona sana

La salud se alcanza trabajando todos los aspectos del ser de una forma integral, donde no hay uno que sea más importante que el otro.-  Anónimo 

La persona sana se construye a sí misma. Nos desarrollamos mediante aprendizajes progresivos en la familia, la escuela y la comunidad  que nos introducen a la “normalidad” que la sociedad desea y espera para evitar ser tachados socialmente como “raros”. 

Sin embargo, la tarea de la madre y el padre, la familia, la escuela y otras instituciones sociales es promover diversas oportunidades, actividades y buenos ambientes para que el niñ@ pueda convertirse en persona única, original y distinta de lo meramente esperado por la norma. Al sobrepasar “lo normal” nos convertimos en personas “sanas” ya que desarrollamos nuestras potencialidades. Por eso, la salud es más que la ausencia de enfermedad. 

Una persona sana se distingue porque:

  • -Continúa su desarrollo integral toda su vida. 
  • -Puede salir de la rutina y disfrutar del descanso así como del ocio constructivo con verdadero placer y como una forma creativa de vivir. 
  • -Toma en cuenta que es un ser integrado y por lo tanto con diversas necesidades tanto físicas como intelectuales, emocionales y espirituales y las llena con plenitud y gozo. 
  • -Sabe que gran parte de la vida se define en las relaciones con otros y consigo misma. Procura relacionarse armoniosamente. 
  • -Conoce la importancia de estar consigo [email protected] y tener una vida propia.
  • -Reconoce su capacidad de ser responsable (responde  y se hace cargo de  las propias acciones que requiere cada situación) 
  • -Puede llorar o alegrarse por el resultado de sus decisiones y aprender más y mejor de dichos resultados. 
  • -Promueve el sentido del humor, reírse de sí [email protected] y reír con otros (no de los otros). 
  • -No le gusta la rigidez; no es solemne o demasiado formal, crea alternativas, se abre a la innovación y es capaz de seguir aprendiendo a lo largo de la vida.  
  • -Sabe “esperar”; afronta las situaciones adversas con valor, esperanza y fe, resistiendo, para no darse por vencido. 

La salud integral no es una condición “dada”, más bien es el resultado de un largo proceso de autoaceptación; incluye  capacidad de afrontar la adversidad y, por haber superado condiciones desfavorables, la persona se fortalece. 

Hay que recordar que la vida se caracteriza por conservar el orden y el equilibrio. ¡Vivámosla así!

¡Ánimo! hay que aprender a vivir!M

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios