14 de Noviembre de 2018

Opinión

La tuza, su captura y uso medicinal

Este animalito es de constitución fuerte, alcanza de 12 a 30 cm. de longitud y puede pesar de cien gramos a 1 kg. Los machos suelen ser más grandes que las hembras.

Compartir en Facebook La tuza, su captura y uso medicinalCompartir en Twiiter La tuza, su captura y uso medicinal

Tozan es una palabra de origen náhuatl con la que se denomina a la tuza. Estos geómidos son una familia de roedores castorimorfos conocidos como tuzas, taltuzas o ratas de abazones. Viven en Canadá, Estados Unidos, México, América Central y Colombia.

Este animalito es de constitución fuerte, alcanza de 12 a 30 cm. de longitud y puede pesar de cien gramos a 1 kg. Los machos suelen ser más grandes que las hembras. Tienen pelo de color marrón. Sus mejillas son grandes, como bolsitas para trasladar sus alimentos y se extienden desde los lados de la boca hasta los hombros. Tienen ojos pequeños y una corta y peluda cola para sentir las piedras cuando caminan hacia atrás. 

Cavan su madriguera y ahí almacenan su alimento. La tuza forma montículos de tierra de 20 cm de diámetro sobre su casa. Su lugar preferido son las huertas, ya que se alimentan de raíces, bulbos, verduras, papas, hortalizas, etc. y se les considera plagas agrícolas, ya que dañan los cultivos. Los campesinos se las ingenian para combatir a la tuza por medio de trampas, algo primitivas e ingeniosas y que de verdad es un arte construirlas. Así lo explica Carlos Ucán.

1) Se ubica el montículo que forma la madriguera, se abre el túnel de la tuza.

2) Se prepara una estaca con punta en un extremo y del otro extremo se ata un bejuco largo y delgado, anicab. La estaca se clava en el centro del túnel liberado. El otro extremo del anicab se ata a una madera de 2.5 m de largo, xu’ul, que se clava en la superficie del suelo y de la parte media se ata el anicab del xu’ul, formando como una catapulta.

3) Con otro bejuco se hace un lazo del tamaño del túnel, un extremo se entierra en el túnel y el otro se ata en la madera xu’ul.

4) El sector del túnel donde se colocó la estaca, el anicab tensado, se cubre con unas maderitas a manera de techito. Sobre las maderas se colocan hojas y con tierra se sella el túnel.

5) Cuando la tuza pasa por esa parte del túnel, se come el bejuco anicab, y se levanta la catapulta formada por la madera xu’ul, y el lazo la atrapa.

De este animal no se desperdicia nada, los campesinos la cocinan a las brasas entera. También la usan como medicina, pues cura el poch (ansias de comer algo). 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios